Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NUEVA CRISIS EN LOS BALCANES

LA OSCE opina que su mediación es vital para acabar el conflicto

El presidente de turno de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), el ministro polaco de Exteriores, Bronislaw Geremek, declaró ayer a EL PAÍS que la mediación de esta organización en Kosovo es indispensable para la paz en la zona."El punto de partida de las negociaciones podría ser el restablecimiento de aquello que quedó liquidado en 1989, o sea, de la autonomía", declaró Geremek. Según el presidente de la OSCE, la autonomía que reclaman los kosovares debería ser, sin embargo, "objeto de negociaciones". "Lo importante es que estas negociaciones sean eficientes. Ambas partes deben llegar a tener confianza mutua. Después de los disturbios esto es imposible sin que haya un mediador". El mediador propuesto por la OSCE -y luego respaldado también por la Unión Europea- es el ex presidente español Felipe González.

Geremek opina que, en caso de que Belgrado rechace la mediación, deberían imponerse las sanciones económicas anunciadas en Londres por el Grupo de Contacto. El ministro polaco cree que Rusia "comprenderá estas nuevas iniciativas".

Un elemento esperanzador para Geremek es la propia figura de Felipe González, "un insigne político" con "fructíferas experiencias", como mediador en Yugoslavia. González cuenta también, afirma Geremek, con la simpatía de los rusos. "En una entrevista que tuvimos el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Yevgueni Primakov, dijo estar contento con la candidatura de González", asegura Geremek.

Tanto rusos como estadounidenses han hecho saber que presionarán al presidente yugoslavo, Slobodan Milosevic, para que acepte la mediación del ex presidente del Gobierno español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de marzo de 1998