Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Pentágono se opone a la fusión Lockheed-Northrop

La fusión de los fabricantes de armamento Lockheed Martin y Northrop Grumman, que se anunció el pasado mes de julio, no gusta a la Administración de EE UU. Las dos empresas emitieron ayer un comunicado conjunto indicando que el Departamento de Justicia está "fundamentalmente en contra" de la operación, mientras que el Pentágono admitió tener "serias preocupaciones" sobre el efecto que la fusión tendría sobre la competencia en el sector de proveedores de la defensa nacional.

Mientras las acciones de Northrop caían hasta un 11%, en Wall Street, el departamento de Justicia en Washington prefinió no definir su postura oficial e insistir en que el plan de fusión se sigue estudiando un junto a las empresas implicadas con el fin de "asegurar la competencia y la innovación y proteger al contribuyente". Sin embargo, portavoces de Lockheed han dicho que durante el fin de semana el debate en el seno del departamento apuntaba luz roja al proyecto.Por su parte, el Departamento de Defensa también dijo que las conversaciones seguirían, pero que existían "serias preocupaciones" sobre la fusión. Lockheed, el mayor contratista militar de EE UU, fabrica el avión de combate F-16 y los misiles Trident. Northrop, que a su vez era resultado de otra fusión anterior, es el segundo en la lista de fabricantes y produce el misil MX.

La fusión, por valor de 8.300 millones de dólares (1,28 billones de pesetas), se anunció en julio y fue aprobada por los accionistas en febrero. La importancia de la operación había que observarla en la perspectiva de la reducción progresiva del gasto en materia de defensa y la redefinición del sector en EE UU, con un número cada vez menor de fabricantes.

Lockheed-Northrop, y por extensión el sector público, se habría ahorrado mil millones de dólares al año (unos 155.000 millones de pesetas) con la unión y habría sido el gran competidor de Boeing, que en julio del año pasado se fusionó con McDonnell Douglas. Lockheed sondeó también una alianza con el consorcio europeo Airbus para hacer contrapeso a Boeing.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de marzo de 1998

Más información

  • Sería la mayor amenaza para Boeing