Condena al Estado por un preso muerto

La Audiencia Nacional ha condenado al Estado a indemnizar con dos millones de pesetas a los padres de un recluso de 27 años, Roberto G. F., que murió a causa de una sobredosis de heroína el 22 de noviembre de 1992 en la prisión de El Coto, de Gijón (Asturias). El fallo atribuye a la administración penitenciaria responsabilidad en la muerte del preso por no haber adoptado medidas especiales de vigilancia respecto al joven, adicto a la heroína, tal como había recomendado un equipo de expertos en el año 1988.-

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción