Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Almunia dice que Exteriores comparte su opinión Chiapas y no la del PP

La tranquilidad con la que el secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, superó su viaje a Cuba se tornó en zozobra nada más llegar a México. Tres días después de escuchar descalificaciones del Gobierno y de otros grupos políticos en España, Almunia arremetió contra el Ejecutivo español y contra el PP al señalar "discrepancias y contradicciones" en la política exterior. El líder del PSOE afirmó que no hubiera votado un párrafo de la declaración del Congreso del pasado 26 de febrero sobre la matanza de indígenas en Chiapas por considerarla una injerencia en asuntos internos de otro país. "Tengo buena información de que el Ministerio de Asuntos Exteriores y algunos portavoces del PP no están de acuerdo".

En su último día de estancia en México, Almunia intentó capear como pudo las críticas que ha recibido en España por afirmar que él no hubiera votado un párrafo de la declaración, aprobada por la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, que tenía como principal objetivo condenar la matanza de 46 indígenas perpetrada en el Estado mexicano de Chiapas el 22 de diciembre pasado.El párrafo en cuestión es el siguiente: "Solicitar del Gobierno mexicano la adopción de medidas que supongan el esclarecimiento de las matanzas y que sus responsables sean juzgados, el cese de las prácticas de intimidación sobre las comunidades indígenas de México y el respeto de sus derechos, el fin a la militarización de los conflictos con los indígenas y a los desplazamientos de estas comunidades, así como su atención humanitaria, a poner fin a las intimidaciones y expulsiones de los cooperantes y observadores internacionales, a reanudar el diálogo con el EZLN [Ejército Zapatista de Liberación Nacional], y al desarrollo de los Acuerdos de San Andrés, así como el pleno respeto de los derechos humanos".

"Dar lecciones"

Para Joaquín Almunia, esto supone una injerencia en los asuntos internos de México y un intento "de dar lecciones" al Gobierno mexicano, algo que tampoco aceptaría si fuese al revés.El líder del PSOE se mostró dolido al conocer que desde España el asunto se ha simplificado despachando su posición con un trazo grueso, diciendo que él no apoya la condena que los parlamentarios españoles hicieron de la matanza de Chiapas, que es a lo que se refiere la primera parte de la declaración. Almunia recordó que desde el primer día condenó esos hechos execrables.

Tanto en su estancia en Cuba como ahora en México, a Almunia le ha llegado información de que desde el PP se critica su actuación. Primero por hacerse eco de los deseos del presidente de Cuba, Fidel Castro, de que el Rey viaje a la isla y, ahora en México por condenar una posición suya que, a su juicio, comparte Exteriores y algún portavoz del PP".

El líder socialista asegura que Exteriores comparte su posición en contra del punto 3 de la resolución. "Un diputado del PP, que ahora me ha criticado en privado, tampoco está de acuerdo", dijo a un grupo de periodistas, y aprovechó la ocasión para pedir que "Exteriores y Moncloa se pongan de acuerdo sobre Cuba". Los socialistas aseguran que en el primer ámbito se es mucho más flexible sobre cómo afrontar las relaciones con la isla.

Como broche a estos viajes institucionales, Joaquín Almunia señaló: "El Gobierno reacciona de manera exagerada a cualquier asunto que se toca en estos viajes, porque donde vamos se pone de manifiesto la inconsistencia de las posiciones del Gobiemo". "Me produce amargura que el PP no crea que se puede hacer oposición, como yo hago, y dejar fuera del enfrentamiento la política exterior", añadio.

El Gobierno mexicano también entró ayer en la polémica. La ministra de Exteriores, Rosario Green, reiteró en Bruselas que su país rechazó la declaración parlamentaria española. "Cada vez que te dicen que el Gobierno organizó la matanza pues te toca decir que no es justo, que no es verdad. No ha participado ni el Gobierno, ni el Ejército", dijo.

Green rechazó cualquier paralelismo entre el EZLN y la banda terrorista ETA. "Estoy en contra de toda violencia, pero no se puede decir que se parezcan un movimiento y otro ( ... ). El ejército zapatista tiene para apoyarse años de pobreza y marginación de las poblaciones de Chiapas, aunque escogió la vía armada, que yo no comparto", señaló la titular de Exteriores mexicana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 1998

Más información

  • Recuerda que condenó la matanza de indígenas