Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liberados los dos misioneros y el farmacéutico españoles secuestrados en Sierra Leona

Los dos misioneros y el farmacéutico españoles secuestrados en Sierra Leona el pasado 14 de febrero fueron ayer puestos en libertad. El mallorquín Fernando Aguiló, de la orden de San Juan de Dios, el navarro José Luis Garayoa, agustino recoleto, y el valenciano Vicente Mateu, farmacéutico y voluntario de la citada orden, recuperaron la libertad junto a otros cuatro extranjeros secuestrados. Los tres españoles se encuentran bien y están con el obispo de Makeny, Giorgio Biguzzi, en Port Loko, una ciudad próxima a la frontera de Sierra Leona con Guinea-Conakry.

"Nos avisaron pasadas las nueve de la noche de que habían sido liberados", confirmó anoche a este periódico un miembro de la orden de San Juan de Dios. "Parece que la liberación ha sido fruto de la negociación del obispo de Makeny, que el miércoles se había entrevistado con los jefes rebeldes". Los portavoces de la congregación ignoraban si los españoles liberados iban a regresar a España."Ha sido por mis continuas rogativas a Dios por lo que he conseguido recuperar a mi único hijo, al que adoro. Doy las gracias a Dios y a todas las personas de bien que me han ayudado en este penoso y amargo trance para una madre", declaró anoche Cesarina Cubells, de 77 años, madre del farmacéutico liberado. "Lo que yo quiero es besar pronto a mi hijo".

Además de los tres españoles, también fueron liberados el religioso italiano Gilberto Ugolini, el austriaco Joseph Erharb y dos médicos de la organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras: los doctores Jean Bernard (francés) y Milton Tektonidis (griego). Se calcula que al menos otros 18 religiosos y cooperantes extranjeros están aún secuestrados, según fuentes eclesiásticas. La Oficina de Información Diplomática (OID) informó anoche de que otros seis misioneros españoles están escondidos en los alrededores de Makeny. Cuatro de ellos se encuentran a salvo en el pueblo de Urumba, mientras que otro está en Kambia. El sexto está ''en una zona incierta de Makeny, pero creemos que no corre peligro", manifestó un portavoz de la OID.

El obispo de Makeny, Giorgio Biguzzi, fue el hombre designado por el Vaticano para mediar ante los rebeldes sobre la liberación de los secuestrados. Éstos son miembros de la guerrilla del Frente Revolucionario Unificado (FRU), y querían obtener a cambio la puesta en libertad de varios correligionarios presos.

La liberación de los misioneros se produjo el mismo día en que el presidente constitucional de Sierra Leona, Ahmed Tejan Kabbah, anunció su regreso al país el próximo 10 de marzo. La noticia fue recibida ayer con entusiasmo por la población del Freetown, la capital sierraleonesa. Una verdadera explosión de gritos de alegría y bocinas de automóviles se extendió por la capital después de que la radio nacional anunciara su regreso. Tejan Kabbah estaba exiliado en la vecina Guinea-Conakry desde el golpe de Estado que lo depuso el 25 de mayo pasado.

La fuerza multinacional africana Ecomog controla la capital y sus alrededores, pero todavía no ha logrado restaurar el orden en el resto del país, donde los soldados de la junta y sus aliados del FRU continúan resistiéndose a la fuerza de paz, aterrorizando a la población civil y secuestrando a misioneros y trabajadores sociales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de febrero de 1998

Más información

  • Aguiló, Garayoa y Mateu están en Port Loko con el obispo de Makeny