Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barrionuevo declarará mañana ante Liaño en el Congreso por el 'caso Lasa-Zabala'

José Barrionuevo, diputado socialista y ex ministro del Interior, será interrogado mañana, miércoles, en su despacho del Congreso por el juez Javier Gómez de Liaño en relación con el caso Lasa-Zabala. Barrionuevo declarará en calidad de testigo para aclarar una frase contenida en su libro 2. 001 días en Interior, según la cual, cuando estuvo en Oñate (Guipúzcoa) el 16 de octubre de 1983, le comunicaron que habían desaparecido dos refugiados en Bayona (Francia).

La diligencia se realizará a pesar de la oposición del fiscal del caso, Jesús Santos, que en dos ocasiones se ha manifestado contrario a la declaración de Barrionuevo por entender que el contenido del libro citado no es base suficiente para efectuar un interrogatorio.

El testimonio de Barrionuevo en el caso que investiga el secuestro, la tortura y el asesinato de los presuntos etarras José Antonio Lasa y José Ignacio Zabala fue originado por la petición del coronel Juan Alberto Perote, ex jefe de la Agrupación Operativa del Cesid, y su abogado, Jesús Santaella, de paralizar el procedimiento que se sigue en la Audiencia Nacional para imputar al ex presidente del Gobierno,Felipe González y los ex ministros Barrionuevo y Narcís Serra.

El escrito fue presentado dos días antes de que el Tribunal Supremo estudiase el recurso de casacion del caso Argentia, en el que Mario Conde fue condenado a seis años de prisión. Santaella, en nombre de Conde y Perote, intentó chantajear al Gobierno socialista en 1995 con los papeles sobre los GÁL robados del Cesid por el segundo.

Mala fe

El fiscal Santos apreció que Perote y su letrado, con la presentación del escrito en el que pedían la imputación e interrogatorio de González, Serra y Barrionuevo, tuvieron "un comportamiento procesal contrario a las reglas de la buena fe, con probable abuso de derecho y en fraude de ley procesal". Así, calificaba la petición de impertinente porque entendía que las diligencias propuestas son "inútiles y perjudiciales al ser gravemente perturbadoras", pues no tienen una mínima base o seriedad.Gómez de Llaño rechazó la petición de Perote y su abogado, pero accedió a citar a Barrionuevo como testigo para que aclare sí, conoció la desaparición de Lasa y Zabala antes de que el suceso fuese denunciado por sus familiares. Según el juez, el contenido del libro, "en principio, puede evidenciar que estaba al tanto de las detenciones de quienes resultaron ser Lasa y Zabala, que lo está pocas horas después de producirse el hecho en el sur de Francia y, desde luego, antes de que se hubiese formulado la denuncia correspondiente a la desaparición y de que el suceso apareciese en los medios de comunicación".

El fiscal se ha opuesto nuevamente al interrogatorio de Barrionuevo por considerar que la diligencia es irrelevante, no se basa en ningún dato serio y sólo sirve para retrasar el proceso.

El juez ha dado traslado a las partes personadas en el caso del recurso de reforma interpuesto por el fiscal, aunque no parece que vaya a resolverlo antes de la declaración, puesto que la ha fijado para mañana mismo.

Fuentes de la Audiencia Nacional han puesto de manifiesto la contradicción que supone el citar a declarar a Barrionuevo como testigo cuando las preguntas que se le quieren formular son de imputado, ya que el juez intenta saber si el entonces ministro del Interior tenía conocimiento previo a la denuncia de la familia de que Lasa y Zabala estuvieron detenidos en el cuartel de la Guardia Civil en Intxaurrondo (San Sebastián).

Por su parte, Barrionuevo manifestó ayer en Onda Cero que, si resultase condenado tras el primer juicio de los GAL, "no tiraría de la manta" porque "no hay manta de la que tirar". "Si eso pasa", agregó, "se habrá cometido una injusticia; yo mantendré mis principios de defensa de todas las instituciones democráticas, incluida la Justicia, pero no hay manta de la que tirar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de febrero de 1998