Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPERACIÓN TRUENO DEL DESIERTO

La oposicion shií asesina a cinco altos cargos de Sadam

Cinco altos cargos del régimen de Sadam Husein han sido asesinados en las últimas dos semanas, según informaba ayer el diario británico The Guardian. Dos responsables del partido Baas en Basora, en el sur, perdieron la vida el 10 de febrero al ser tiroteados por unos enmascarados a la salida de un centro de entrenamiento militar. Un segundo ataque tuvo lugar el pasado miércoles en Karbala, una de las ciudades santas shiítas. En él murieron el jefe de la seguridad de la región, el responsable de policía y un prominente miembro del Baas. La respuesta fue fulminante: el Ejército estableció controles y detuvo a decenas de jóvenes.

En los últimos días han aparecido extrañas pintadas en Karbala y Najaf. "En este Estado petrolero de Oriente Próximo no podernos ni llenar los depósitos de nuestros automóviles", dice una. "Estamos gobernados por unos cobardes inútiles", dice otra. Son numerosas las informaciones procedentes de la oposición. que dan cuenta de actividades anti Sadam en esa área, que fue el centro de una rebelión shíi al final de la guerra del Golfo, en 1991. En aquella ocasión, la Guardia Republicana (el cuerpo de élite al servicio de Sadam) actuó con una brutal contundencia. Sus unidades llegaron a Karbala y Najaf, ordenaron a sus habitantes a través de altavoces salir de sus casas para huir de un presunto ataque químico, y después les tiroteó sin piedad. Hubo 14.000 muertos.

Muchas de las informaciones de la oposición son difíciles de comprobar, pero los últimos acontecimientos demuestran. que ésta se halla mejor organizada de lo que se suponía y con capacidad para cometer atentados. "Hay sin duda mucha gente pensando cómo explotar sobre el terreno un eventual ataque aéreo [norteamericano]", dice un experto occidental en asuntos de Irak, "pero el régimen está tomando medidas preventivas".

Entre ellas se cita la decisión de no dispersar a la Guardia República (uno de los objetivos de EE UU) y el fusilamiento de un número no determinado de personas implicadas en un intento de golpe en 1991. Es el hijo mayor de Sadam, Uday, quien ha tomado el control del departamento de seguridad llamado Amn El Jas, el más poderoso de los cinco servicios de inteligencia al servicio del dictador, y que ha dirigido. las investigaciones de este compló (que contó con la ayuda de la CIA y del M16). The Guardian asegura que un número no determinado de esos opositores fueron ejecutados entre el 18 y el 22 de diciembre en la prisión de Abu Ghraib. "Si hay un ataque aéreo contundente, habrá otra rebelión", aventura el experto citado por el diario británico, "lo que sucede es que la gente está muy asustada" por lo que ocurrió en 1991.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de febrero de 1998