_
_
_
_

Incumplir la ley en la plaza de Oriente fue "inevitable", dice Villoria

Antonio Jiménez Barca

Para el concejal de Obras, Enrique Villoria, del PP, fue "inevitable" quebrantar la ley al presupuestar y contratar las excavaciones arqueológicas de la reforma de la plaza de Oriente, que costaron 580 millones. El interventor municipal, Vicente Arnau, cuya labor es velar por que se cumpla la legalidad en todas las actuaciones del consistorio, sostiene que al contratar y pagar los trabajos arqueológicos se vulneró la Ley Reguladora de Haciendas Locales (véase EL PAÍS de ayer).

Villoria replica: "Es cierto que no presupuestamos los 580 millones que costaron las excavaciones, lo que incumple la ley, pero eso era inevitable porque no se sabía lo que se iba a encontrar ahí, lo que iban a durar y lo que iban a costar".

El grupo socialista en la Asamblea pidió ayer la "fiscalización" de todos los gastos de la reforma de la plaza de Oriente, que en un principio iban a rondar los 3.500 millones, pero que al final rebasaron los 5.500. Concretamente, lo que reclama el PSOE regional, a iniciativa de sus compañeros del Ayuntamiento, es que la Asamblea reclame la intervención del Tribunal de Cuentas para que éste investigue el asunto.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Antonio Jiménez Barca
Es reportero de EL PAÍS y escritor. Fue corresponsal en París, Lisboa y São Paulo. También subdirector de Fin de semana. Ha escrito dos novelas, 'Deudas pendientes' (Premio Novela Negra de Gijón), y 'La botella del náufrago', y un libro de no ficción ('Así fue la dictadura'), firmado junto a su compañero y amigo Pablo Ordaz.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_