Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los obispos catalanes piden al Vaticano una región pastoral propia

Los obispos catalanes, que se encuentran actualmente en Roma en visita ad limina, piden al Vaticano la creación de una región pastoral catalana que les dote de una personalidad jurídica propia. Ello supondría gozar de una amplia autonomía sin desgajarse de la Conferencia Episcopal Española, una posibilidad que descarta la gran mayoría de los obispos. Desde Roma, el arzobispo de Barcelona Ricard Maria Carles, se mostró confiado en que la propuesta saldrá adelante.Esta figura de derecho canónico por la que optan, que ya existe en algunas zonas de Italia, les permitiría actuar conjuntamente con muchas de las prerrogativas de una conferencia episcopal. El problema al que se enfrentan los obispos catalanes es que una región pastoral debe ser la suma de dos o más provincias eclesiásticas. En Cataluña sólo hay una, la Tarraconense.

La archidiódecis de Barcelona tiene un estatuto especial desde 1964, que la hace depender de Roma. De salir adelante la propuesta, se abriría paso en la Iglesia una reforma parecida a la que dio pie al Estado de las Autonomías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de febrero de 1998