Almunia considera "estéril" el plan de Ardanza mientras PP y PNV sigan enfrentados

Mientras el Partido Popular y el PNV sigan descalificándose en relación con la lucha antiterrorista es inútil dar un paso más y discutir la propuesta del lehendakari José Antonio Ardanza para buscar una salida dialogada a la violencia. Esta es la tesis que el secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, expuso el jueves a Ardanza. "Como falla la base, el consenso entre los partidos, es estéril adentrarse más allá", dijo Almunia.

Más información

El próximo martes el líder del PSOE pedirá al presidente del Gobierno, José María Aznar, con quien se reunirá en La Moncloa, que pare ya de una vez la "enloquecida escalada verbal" que su partido y su Gobierno tienen contra el PNV. Almunia también reprocha a los peneuvistas su actitud agresiva con el PP. No hay quien le quite de la cabeza que ambos miran a las elecciones vascas del próximo mes de octubre, en las que cada cual quiere contentar a su electorado.El líder del PSOE casi se molesta cuando se le pregunta si su partido quiere hacer una labor de mediación entre el PP y el PNV. "Nosotros no somos mediadores, somos protagonistas, con más de nueve millones de votos que nos apoyan en toda España y responsabilidades de gobierno en el País Vasco". Desde ese protagonismo que reclama, Almunia se considera legitimado para pedir el próximo martes al presidente Aznar que haga lo imposible porque en su partido y desde el Ministerio del Interior se recupere la mesura y se abandone la agresión contra los peneuvistas.

Algo parecido le dijo anteayer Almunia al presidente del Gobierno vasco, José Antonio Ardanza, en su reunión en Madrid, que duró algo más de tres horas: "Si la base, que es el acuerdo entre los partidos, no está consolidada, es estéril adentrarse más allá". Los reparos del PSOE a hablar de cuestiones relacionadas con el mundo de HB y de ETA tienen que ver con su certidumbre de que todo es inútil mientras los partidos políticos se peleen. "El acuerdo no se consigue abandonando la Mesa de Madrid o descalificando al nacionalismo democrático", dijo Almunia. El líder del PSOE se refería al anuncio del portavoz del PNV, lhaki Anasagasti, de abandonar el Pacto de Madrid si es que el ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, no retira la comparación del PNV con ETA.

Tentaciones electoralistas

En la dirección del PSOE se sigue considerando que el PP y el PNV no tienen demasiado interés en arreglar sus diferencias y todo porque dentro de ocho meses hay elecciones en Euskadi. "Vemos tentaciones electoralistas en los dos partidos para satisfacer bajas pasiones de minorías de sus electorados", interpretó Almunia. En las reuniones internas, el PSOE desarrolla esta idea con mucha más crudeza y atribuye al PP un intento de contentar al electorado más españolista y al PNV el deseo de dar gusto al sector más nacionalista.Así las cosas, Joaquín Almunia no tenía mucho interés ayer en hablar del fondo de la cuestión, cual es la propuesta de Ardanza para buscar una propuesta de pacificación en el País Vasco, en el que tendría cabida Herri Batasuna. En el PSOE prospera la opinión de que es inútil abrir esa puerta al diálogo mientras que no pare la violencia. "Sigue presente la vieja discusión entre, quienes creen que los terroristas podrán ablandarse con la zanahoria del diálogo y, por otro lado, quienes pensamos que lo primero es que dejen de matar", dijo el líder del PSOE.

A pesar de este escepticismo, el PSOE va a participar y a colaborar con el lehendakari Ardanza, aunque seguirá manteniendo su posición de que quizá no es oportuno plantear esta propuesta mientras continúan los atentados terroristas. Lo primero, no obstante, es conseguir la paz entre quienes se sientan a la Mesa de Ajuria Enea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de febrero de 1998.

Lo más visto en...

Top 50