_
_
_
_
Tribuna:
Tribuna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las tribunas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Nos gusta

Juan José Millás

Recorría distraído un texto sobre la existencia cuando perdí pie y caí en el interior de un paréntesis al que llegaba sin problemas la luz de la oración principal, pues no era muy profundo. Avancé seguro de reconocer el camino, pero me extravié en una subordinada, y al decidir volver sobre mis pasos rodé a un segundo nivel donde no se veía nada. Se trataba de uno de esos paréntesis con sótano, un poco laberínticos, en los que cuanto más te acercas al final, más te alejas de su sentido. Encendí el mechero e intenté reconocer las características gramaticales de la caverna, que eran muy familiares, por lo que pensé que, si conservaba la serenidad, encontraría el camino de regreso.Tres semanas más tarde, sin embargo, continuaba en el mismo sitio y me había adaptado a esa forma de existencia, que era como vivir en un inciso. Después llegaron otras personas que se habían colado por la misma abertura y nos pasábamos el día hablando a oscuras de lo que nos había conducido allí, sin advertir que poco a poco nos desviábamos del asunto principal, igual que cuando detrás de IU, por ejemplo, ponemos entre paréntesis Izquierda Unida y nos quedamos tan a gusto, como si una cosa tuviera que ver con la otra.

Un día aparecieron los técnicos y planificaron una ciudad con toda clase de servicios, pues éramos muchos y había que buscar formas de gestionar la aclaración que nos había reunido. Ahora somos una nación independiente, sin conciencia alguna de apéndice explicativo. De hecho, nadie recuerda lo que se trataba de ilustrar cuando entramos aquí. Y es que no caen historiadores, o nos los comemos, según. Los sabios dicen que más que en un paréntesis nos hemos hundido en un espejo, y que no hacemos otra cosa que reflejar los gestos del discurso principal. Pero nos gusta.

Sobre la firma

Juan José Millás
Escritor y periodista (1946). Su obra, traducida a 25 idiomas, ha obtenido, entre otros, el Premio Nadal, el Planeta y el Nacional de Narrativa, además del Miguel Delibes de periodismo. Destacan sus novelas El desorden de tu nombre, El mundo o Que nadie duerma. Colaborador de diversos medios escritos y del programa A vivir, de la Cadena SER.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_