Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CRISIS DE LA FISCALÍA

La Fiscalía investiga el empleo de alumnos para redactar actas de acusación

La Inspección del Ministerio Fiscal ha incoado diligencias informativas para aclarar la denuncia de los fiscales de la Audiencia Nacional Ignacio Gordillo y Pedro Rubira de que en otras fiscalías se permite que haya alumnos que realizan actas de acusación, hecho por el que ellos han sido sancionados. Gordillo y Rubira han presentado una relación de juzgados y fiscalías donde presuntamente se imparten clases que les ha facilitado el director del máster del Colegio de Abogados, al que pertenecían los alumnos que han realizado prácticas en la Audiencia Nacional. El fiscal jefe de ese tribunal y líder de los llamados fiscales indomables, Eduardo Fungairiño, salió ayer en apoyo de sus dos subordinados.

Los fiscales de la Audiencia Nacional Ignacio Gordillo y Pedro Rubira adujeron ante la Inspección de la Fiscalía General del Estado que las prácticas eran "comunes en numerosas fiscalías y juzgados de España". Los fiscales remitieron esta comunicación tras serles confirmada la sanción de un mes de empleo y sueldo en el caso de Gordillo y de 50.000 pesetas a Rubira por permitir que alumnos en prácticas tuviesen acceso a sumarios y elaborasen las actas de acusación.Los fiscales han enviado a la Inspección un listado de juzgados y fiscalías donde se imparten clases, que les ha remitido el director del máster del Colegio de Abogados al que pertenecían los alumnos. Alegan que sus alumnos elaboraron "escritos ficticios sobre asuntos en curso sobre los que el fiscal hacía correcciones, pero luego tenía la última palabra", para la presentación del escrito definitivo.

El pasado lunes, Gordillo señaló que las prácticas se hacían sobre "asuntos no secretos y procedimientos concluidos que no tenían gran repercusión". Sin embargo, fuentes fiscales informaron en su día que Gordillo y Rubira fueron sancionados por permitir que alumnos en prácticas realizasen actas de acusación de asuntos de gran repercusión, como el asesinato por ETA de José Antonio Santamaría o el del dirigente del PP Gregorio Ordóñez, además de los dictámenes de causas económicas de gran envergadura, sin que hubiese constancia de que dichos fiscales hubiesen tomado después conocimiento personal del contenido de la causa.

El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, salió ayer en apoyo de sus dos subordinados -integrantes del grupo de los indomables, que él lidera- y aseguró que es habitual que los alumnos en prácticas realicen borradores de informes y calificaciones de sumarios abiertos y en curso.

En declaraciones a Europa Press, Fungairiño vino a corroborar que en la Audiencia Nacional son los alumnos quienes hacen el acta de acusación fiscal básica en los procesos. Así, aseguró que es habitual que los alumnos realicen un borrador de un asunto en curso y que "después el fiscal del caso haga las correcciones oportunas y este informe se toma como base por el fiscal para presentar su informe". Eduardo Fungairiño agregó: "Todos hemos aprendido así".

Por otra parte, el fiscal Ignacio Gordillo recurrió ayer ante la Sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional contra la sanción de un mes de empleo, que fue confirmada en su momento por el Ministerio de Justicia, informa Efe. El fiscal pide que se suspenda la sanción impuesta mientras el tribunal resuelve el recurso. Gordillo opta a la vacante de teniente fiscal de la Audiencia Nacional, que será informada por el Consejo Fiscal previsto para el próximo día 3 de febrero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de enero de 1998

Más información

  • Fungairiño: "Todos hemos aprendido así"