Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comienza en Vitoria el juicio por el fraude en las oposiciones a la sanidad vasca

, Siete años después del fraude más sonado de la corta historia de la administración pública vasca, -50.000 opositores vieron anulados sus exámenes- 12 personas se sientan hoy en el banquillo de la Audiencia de Vitoria. Ocho cargos públicos de la órbita del PSE-EE y cuatro responsables de Euro Appraisal, empresa que corrigió las oposiciones al Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) de 1990, afrontan una acusación de falsificación de documentos oficiales, por la que el fiscal pide de uno a seis años de prisión. Los principales implicados son José Luis Marcos Merino, Mario González y Pedro Pérez. El prirnero era vicesecretario del PSE en 1990 y mantiene aún cargos de responsabilidad en la ejecutiva. González era director general de Osakidetza y Pérez dirigía el área económica. El fiscal les acusa de manipular parte de los exámenes para "favorecer a determinadas personas", afines a UGT y al PSE.

El fiscal señala que los exámenes permanecieron custodiados en la sede de Osakidetza en Vitoria y luego en las dependencias de la firma Euro Appraisal en Madrid. Mientras los exámenes estuvieron en la sede de Osakidetza, sólo González y Pérez tuvieron acceso a ellos. Según el fiscal, se hicieron manipulaciones "perceptibles a simple vista" en los exámenes.

El relato del Ministerio fiscal señala que desde el 9 de enero y durante los dos meses en que los exámenes estuvieron en la sede de Euro Appraisal para su corrección, hubo numerosos contactos, tanto en forma de visitas personales como de llamadas por teléfono, entre los acusados.

En total, se detectaron irregularidades en 95 pruebas de telefonistas, 52 de pinches, 27 de administrativos, 20 de auxiliares de enfermería y 8 de ATS.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de enero de 1998