Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argelia sólo acepta una misión europea para la lucha antiterrorista

El Gobierno de Liamin Zerual cedió ayer al clamor mundial ante la aparente impunidad con que se mueven los terroristas en Argelia y accedió a que una misión de la Unión Europea visite el país en fechas próximas. No obstante, la misión de la UE deberá ceñirse únicamente a estudiar medios para cooperar en la lucha antiterrorista, según manifestó anoche el ministro argelino de Asuntos Exteriores, Ahmed Attaf, quien rechazó cualquier otro tipo de ayuda internacional no solicitada.

La troika comunitaria (Luxemburgo, Reino Unido y Austria) "será bienvenida" si lo que pretende es establecer un diálogo político entre Argelia y la UE y con el objetivo exclusivo de discutir "de la lucha contra el terrorismo", insistió Attaf. Klaus Kinkel, el, ministro alemán de Exteriores, principal promotor de esta iniciativa de la UE, había asegurado con antelación que la troika trataría también de proporcionar ayuda humanitaria a los argelinos afectados por matanzas que han costado en los últimos cinco años decenas de miles de vidas. Attaf insistió, además, en que su Gobierno descarta la idea patrocinada por Estados Unidos de enviar una misión de la ONU que investigue lo que está ocurriendo. Para el régimen de Liamín Zerual, esa misión u otra con las mismas intenciones de cualquier otra organización constituye una "injerencia" que no será tolerada. A pesar de la declaración del ministro, la llegada de la misión de la UE suscita el rechazo de los partidos del Gobierno, pero el ¡legalizado Frente Islámico de Salvación y otros grupos de la oposición son favorables a una intervención occidental. Sobre el terreno, las autoridades siguen armando a civiles en la provincia occidental de Relizan, a cuyos caminos y carreteras se han echado miles de personas en busca de refugio en las ciudades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de enero de 1998

Más información

  • Zerual rechaza una investigación de la ONU