El palacio de La Granja expone 44 bodegones

Los cuadros, de los siglos XVII al XIX, pertenecen a la colección real

Varias salas del palacio de San Ildefonso La Granja (Segovia), junto al patio de la Colegiata, acogen una exposición de bodegones españoles de la colección real de los siglos XVII al XIX, promovida por el Patrimonio Nacional para rendir un homenaje al mecenazgo real, en la que se encuentran representadas las escuelas flamenca, holandesa e italiana, además de la española, con sus diferentes aportaciones regionales. El montaje, organizado por Patrimonio Nacional, está formado por 44 cuadros, con obras de Velázquez, Meléndez, Lucas, Arellano y Vander Hamen.

Los organizadores han entendido que el género mostrado en esta exposición, en la que se pueden admirar obras de españoles como Diego Velázquez y Julia Alcayde, es el que representa los gustos personales y preferencias compositivas paticulares de los reyes, por tratarse de una pintura de predilección, encargada sin los condicionamientos del retrato oficial, de la pintura de corte o de transmitir mensajes ideológicos.La exposición, que se puede visitar hasta el próximo 18 de enero, cuenta con un total de 44 obras pertenecientes a la colección real del Patrimonio Nacional, procedentes de los palacios de Madrid, El Pardo, Aranjuez, La Granja y Riofrío, así como de los Reales Alcázares de Sevilla y del Real Monasterio de El Escorial.

Esta colección real fue iniciada por los Habsburgo, en el siglo XVII, y se incrementó en la primera mitad del siglo XVIII gracias a Isabel de Farnesio, esposa del rey Felipe V, primer Borbón de España. Las obras extranjeras proceden en su mayoría de los Países Bajos, mientras que del siglo XIX destaca la colección el marqués de Salamanca, adquirida por Isabel 11, donde también había bodegones.

El presidente del Patrimonio Nacional, Alvaro Fernández Villaverde, duque de San Carlos, ha manifestado que, cumpliendo con los deseos del rey Juan Carlos, se van a incrementar este tipo de actividades, que suponen un atractivo más a la visita turística a los reales sitios que, como en el caso de La Granja, continuará con obras de consolidación en fuentes y estatuas.

Considerado como la obra más grandiosa y expresiva del siglo XVIII español, de corriente cortesana al estilo internacional, el Palacio de San lldefonso recibe al año alrededor de 300.000 visitantes, mientras que ahora se abordan varios proyectos de reforma, como la restauración de la planta baja o la galería de las estatuas, de las que se encargaron escultores como Renato Fremín, Juan Thierry, Pedro Pitué y Santiago Bousseau. Con anterioridad se restauró una parte de los jardines, mandados construir por Felipe V, como la que se cono ce por El Bosquete, situado detrás de fuente de La Fama, una extensa superficie que alberga cerca de 260 árboles de distintas especies.

La recuperación del Puente de los Suspiros, conocido como Del Tranvía, y la de Cenador de Alfonso XIII, fue otro de los objetivos inmediatos dentro de los planes para los jardines de este palacio -residencia estival de los Borbones en los siglos XVIII y XIX- donde se mezclan el Barroco español, el gusto francés y el refinamiento italiano, famosos por sus esculturas, fuentes, parterres y juegos de agua.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS