Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ASEAN pide la intervención de la UE y EE UU en la crisis asiática

Kuala Lumpur

La crisis económica y la toma de medidas dirigidas a lograr una mayor ayuda financiera fueron los puntos que dominaron las reuniones bilaterales que ayer han mantenido los jefes de Estado y de Gobierno de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN).A su llegada a Kuala Lumpur, capital de Malasia, los jefes de Estado y de Gobierno de los nueve países miembros de la ASEAN han empezado a buscar fórmulas para responder a la severa crisis monetaria que amenaza con malograr el desarrollo económico alcanzado por la región durante las últimas dos décadas.

Hasta el momento, el Fondo Monetario Internacional (FMI), otras instituciones multilaterales y Japón han facilitado la mayor parte del capital solicitado por Tailandia, Indonesia y Corea del Sur, con la finalidad de poner en orden su caóticos sistemas financieros.

La ASEAN, que considera apropiada la respuesta a la crisis dada por China y Japón, se siente molesta por la actitud mostrada por la Unión Europea (UE) y Estados Unidos con respecto al problema.

"Queremos que los países de fuera de esta región, principalmente la UE y Estados Unidos participen en la solución de la crisis", señaló Domingo Siazon, ministro de Asuntos Exteriores de Filipinas.

Durante la cumbre celebrada' en Vancouver (Canadá) por los miembros del Foro de Cooperación Económica de Asia y el Pacífico (APEC), el presidente Bill Clinton reconoció que Estados Unidos había actuado con demora en la crisis asiática, pero no dio señales de que su país fuese a tomar un activo papel.

Mayores ayudas

Algunos analistas han advertido que de continuar la crisis monetaria, y a pesar de los más de 100.000 millones de dólares de ayuda económica, serán necesarios otros 100.000 o 200.000 millones de dólares para poner cierto orden en las economías de la región.Se prevé que al término de esta cumbre los jefes de Estado y Gobierno de la ASEAN, a los que mañana y pasado mañana se les unirán el presidente de China, Jiang Zemin, y los primeros ministros de Japón y de Corea del Sur, emitan un comunicando en el que expresen su preocupación por la tormenta monetaria.

El ministro filipino de Asuntos Exteriores, Domingo Siazon, precisó que el comunicado final se basará en los acuerdos de Manila sobre cooperación y promoción de la estabilidad económica, y que reconoce un papel central del FMI, mientras destaca, que la actual tempestad económica no ha alterado el consenso de la región sobre los beneficios que puede aportar la apertura de los mercados de capitales.

El único dirigente que no ha. acudido a esta reunión, en la que por primera vez participan los dirigentes de Birmania y Laos, es el presidente de Indonesia, Suharto, a quien sus doctores le han recomendado reposo absoluto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de diciembre de 1997