Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alarma sanitaria en Tinduf por la contaminación de los pozos de agua

El ingeniero Daniel Mora, que ha trabajado en varias ocasiones en el Sáhara desde 1983 como experto del programa de desarrollo de agua del ACNUR, transmitió ayer al Ministerio de Asuntos Exteriores español la inquietiud de la ONU por la situación sanitaria de los refugiados. Mientras, ACNUR-España se dispone a lanzar una llamada urgente de recogida de fondos para un proyecto de saneamiento evaluado en dos millones de dólares (cerca de 300 millones de pesetas).

"El pasado mes de julio visité los campamentos de Tinduf y verifiqué que todos los pozos superan los límites de bacilos coliformes [procedentes de aguas fecales] fijados por la Organización Mundial de la Salud", asegura Mora. Otras mediciones, efectuadas por las ONG españolas Acción contra el Hambre y Farmacéuticos sin Fronteras, confirman la alarma sanitaria, agravada por los elevados niveles de sulfatos, yodo y flúor en el agua.

El ACNUR pretende construir nuevos depósitos alejados de los asentamientos humanos, que estarán abastecidos por una red de canalizaciones. "Casi todo el material será desmontable y recuperable, con el fin de que los saharauis puedan trasladarlo en un eventual retorno a su patria tras el referéndum de autodeterminación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 1997