Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Royal Ballet abre el escenario del Teatro Real a la danza clásica

SyIvie Guillem actúa como estrella invitada en "La bella durmiente"

Una de las compañías de ballet de más prestigio internacional, el Royal Ballet de Londres, pondrá hoy por primera vez unas zapatillas de punta sobre el nuevo escenario del Teatro Real. Será la primera bailarina francesa Sylvie Guillem quien encabece el elenco de La bella durmiente, una de las más caras y lujosas producciones de ballet de los últimos 20 años. Mañana, día 29, lo hará la máxima figura del ballet británico de tradición, Viviana Durante.

La bailarina francesa de 36 años Sylvie Guillem, que fuera niña mimada de la ópera de París en los tiempos de Rudolf Nureyev, apareció ayer en uno de los saloncitos del Real vestida de japonesa (Yamamoto sobre Miyake), con el pelo rojo fuego, suelto hasta la cintura y fumando a lo carretero. Habló mucho y seguido, contestando con cierto abandono a las cuestiones del género que le ha hecho estrella famosa y millonaria: el ballet académico.Lo primero fue reconocer que el teatro era nuevo y muy bonito, pero a continuación elogió "todos esos teatros que hay por toda Italia, que no es una cuestión de la decoración, sino de la atmósfera y lo bien que se trabaja en ellos". Alegando que quiere mantenerse fuera del star system, no fue amable con las escuelas de ballet en sentido estético, y su frialdad hacía pensar en la danza como en un negocio internacional de gran escala -su único momento de ternura fue al decir que Giselle era su clásico preferido- De hecho, no permite ser fotografiada, y sólo se venden o circulan con autorización expresa los retratos y poses de estudio que le hace su novio.El Royal Ballet acogió a Guillem cuando la situación se le hizo insostenible tras la partida de Nureyev. En Londres es la gran estrella invitada, y la prestigiosa crítica inglesa ha sido durísima con ella, como no se recuerda que tratara jamás a una potente bailarina extranjera. Guillem, que para otro sector más vanguardista es la gran bailarina y el modelo ideal de fin de siglo, ha sido musa de los mejores coreógrafos, desde Maurice Béjart a William Forsythe. Su visita anterior a Madrid se remonta a las galas organizadas en el Centro Cultural de La Villa hace unos años, donde hizo El corsario y otros fragmentos modernos.

Las batutas

El Royal Ballet de Londres estará con todo su elenco en el Real hasta el 4 de diciembre, acompañado por la Orquesta Sinfónica de Madrid; a la batuta, el ruso Valeri Ovsianikov alternando con el británico Anthony Twiner. Entre otras figuras importantes, hay que destacar la participación del director del conjunto, Anthony Dowell, en el papel del Hada Carabosse, caracterización de la que ha hecho una creación memorable en estos años, siendo también de su responsabilidad la puesta en escena del clásico de Marius Petipa; de la italiana Viviana Durante como Princesa Aurora y del ruso Irek Mujamedov, este último procedente del Teatro Bolshoi de Moscú. El gran ausente es Strart Cassidy quien, por una reciente lesión, no puede venir a Madrid. En el Importante papel colateral del Hada de las Lilas podrá verse a dos bailarinas españolas, la canaria Zenaida Yanowski y la bilbaína Leire Ortueta. Por otra parte, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid desestimó ayer el recurso de Elena Salgado contra su destitución al frente de la Fundación Teatro Lírico. La sentencia considera lógico la destitución de tales altos cargos cuando cambian sus ministros, detallando más adelante que la ideología en estos nombramientos ha de considerarse como uno de los factores para la designación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 1997