Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido en Grecia uno de los presuntos asesinos de Aldo Moro

Enrico Blanco, de 45 años, antiguo militante de las Brigadas Rojas, buscado por la policía italiana y la Interpol desde hace 19 años por su supuesta participación en el secuestro y asesinato en mayo de 1978 del líder democristiano, Aldo Moro, fue detenido el pasado viernes por la noche en Aktio, en la costa occidental de Grecia, en compañia de una griega.Casi veinte años después de la tragedia, el asesinato de Moro sigue siendo un caso abierto en Italia, repleto de sombras que han permitido echar raíces a las teorías conspirativas más variadas. El protagonismo de las Brigadas Rojas -un grupo de extrema izquierda que practicó el terrorismo político en los años sesenta y setenta- en el suceso parece a estas alturas fuera de dudas pero casi nadie cree que fueran la única mano que intervino. Una veintena de militantes del grupo fundado por Renato Curzio fueron condenados por su participación en el crimen.

Moro, líder de la Democracia Cristiana, el partido que gobernó Italia durante más de cuarenta años desde el comienzo de la postguerra hasta los ochenta, había comenzado un proceso de acercamiento al desaparecido Partido Comunista liderado entonces por el fallecido Enrico Berlinguer.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 24 de noviembre de 1997