Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un polémico libro pone al descubierto la ayuda de la Mafia a John Kennedy

John F. Kennedy, el presidente-mito de Estados Unidos, era un obseso sexual que se puso en grave riesgo por dar satisfacción a sus caprichos, estuvo casado con una mujer antes de Jacqueline Kennedy, y se benefició de la ayuda de la Mafia para ganar las elecciones de 1960. Éstos son algunos de los asuntos más escandalosos que trata el libro El lado oscuro de Camelot, que hoy se pone a la venta en Estados Unidos.

Su autor, Seymour M. Hersh premio Pulitzer, es un prestigioso periodista norteamericano cuyo trabajo más reconocido fue un pormenorizado relato de la matanza de My Lai, en Vietnam, ocurrida en 1968. Hersh se ha basado para escribir El lado oscuro de Camelot en numerosas entrevistas personales y en la investigación de los archivos y cintas de grabación disponibles.Ninguno de los aspectos más polémicos que recoge el libro es realmente novedoso. Ya fueron pasto de la rumorología de la época. El libro cuenta con gran detalle cómo se orquestó el apoyo de la Mafia a la campaña presidencial de Kennedy en 1960, comprando los votos en el Estado clave de Illinois, donde John F. ganó a Richard Nixon por tan sólo 9.000 votos. El padre del clan Kennedy, Joseph, entregó hasta dos millones de dólares (cerca de 300 millones de pesetas al cambio actual) en sobornos.

El jefe mafioso que sirvió de intermediario era Sam Gianfranca, quien compartió incluso una amante con Kennedy: Judith Campbell Exner. En la operación electoral de Illinois, según el periodista, estuvo implicado el cantante Frank Sinatra, que sirvió de intermediario, y fue aprobada previamente en una reunión de todos os jefes de la Mafia. Sólo uno, Murray Humphreys, el capo de Chicago, se opuso.

La investigación de este asunto, alentada por los republicanos y algunos medios de comunicación, fue bloqueada por el fiscal general (ministro de Justicia), que en ese momento era Robert Kennedy. El FBI quedó maniatado.

Guerra nuclear

El libro también habla de Cuba, Fidel Castro y la gran implicación de John F. Kennedy en los intentos de asesinato del líder cubano. Uno de ellos fue preparado por el propio Gianfranca. Una de las cintas que maneja Hersh es una conversación entre el ex presidente Dwight Eisenhower y Kennedy en la que éste le pide consejo sobre la crisis de los misiles y la probabilidad de que la URSS respondiera a una invasión de la isla con un ataque nuclear sobre EE UU.El aspecto más sórdido del libro es la azarosa vida sexual del presidente. Una de sus grandes amantes fue Marilyn Monroe poco antes de su muerte. El periodista desechó unos papeles que confirmaban esta relación al considerarlos falsos, pero cuenta con una cinta del psiquiatra de la actriz en la que ella habla de Kennedy con ternura y admiración. También cita testimonios del servicio secreto sobre orgías en la Casa Blanca.

Una de las consecuencias políticas de esta agitada vida sexual, calificada por el periodista como verdadera obsesión, fue la fragilidad de Kennedy, que se vio sometido a numerosos chantajes. Uno de los más importantes, según el libro, es el que urdió un grupo de senadores, que obligó a Kennedy a aceptar a Lyndon B. Johnson como candidato a vicepresidente.

Una de las revelaciones más sorprendentes del libro es el doble matrimonio de Kennedy. Según Hersh, el que fuera el presidente más popular desde el final de la II Guerra Mundial, estuvo casado con Durie Malcolm durante un solo día en 1947. Kennedy se encargó personalmente de borrar todas las pruebas, No hay constancia de divorcio. Durie, que aún vive, niega todos esos hechos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de noviembre de 1997

Más información

  • 'El lado oscuro de Camelot' revela una boda oculta del presidente