Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LAS CUENTAS AUTONÓMICAS.

Las autonomías suben el gasto el doble que el Estado

Las cuentas de las CC AA crecen en 1998 el 7,5%, frente a un 3,8% en los Presupuestos Generales

En el año 1998, las 17 comunidades autónomas gastarán 10,6 billones de pesetas, lo que supone un 7,5% de crecimiento sobre el ejercicio anterior y el doble del aumento previsto en el Presupuesto consolidado del Estado para el próximo ejercicio, que se sitúa en el 3,8%. De los 10,6 billones presupuestados por las CC AA, cerca de tres billones proceden del Estado (de ellos, 22.000 millones en concepto de transferencias de capital). Prácticamente todas las comunidades han elaborado para 1998 presupuestos expansivos, con especial énfasis en la inversión pública y el mantenimiento del gasto social. Pese a ello, confían en mantener sus déficit bajo control.

Las comunidades autónomas se preparan para exprimir la bonanza de la coyuntura económica. Este año, las 17 comunidades gastarán 10,6 billones de pesetas, un 7,5% más que el ejercicio anterior y el doble del aumento previsto en los Presupuestos del Estado para 1998 (3,8%). Entre junio de 1996 y junio de 1997, el endeudamiento de las comunidades autónomas alcanzó los 5,1 billones de pesetas, con un crecimiento del 20%. A ese control ayudará la sustancial rebaja experimentada por los tipos de interés. A la vista de los datos, la idea de contención presupuestaria que se predica desde el Gobierno no ha calado en los Gobiernos regionales.Los presupuestos de la Comunidad de Madrid, por ejemplo, crecen un 6% (tres veces la inflación prevista en 1998, 2,1%); un 10,4% crecen los de la Comunidad de Murcia y un 5,6% los de la Generalitat Valenciana. Dos comunidades, Andalucía y Cataluña, elaboran presupuestos de dos billones de pesetas, mientras que Valencia ha roto este año la barrera del billón de pesetas.

MÁS INFORMACIÓN

El aumento del gasto se apoya en las nuevas transferencias asumidas por las comunidades -de los 10,6 billones presupuestados por las CC AA, cerca de tres billones proceden del Estado (de ellos, 22.000 millones en concepto de transferencias de capital)-, en el aumento de los fondos procedentes de la Unión Europea y en el nuevo modelo de financiación.

Aragón, moderación. Los presupuestos de Aragón se elevarán el próximo ano a 230.000 millones de pesetas, una cantidad prácticamente similar a los 225.000 millones de 1997. Un presupuesto austero, con unas inversiones previstas de unos 50.000 millones. Aragón arrastra una deuda de 130.000 millones de pesetas a fecha 30 de septiembre. Una deuda que ha sido incrementada por los sucesivos Gobiernos y que, por primera vez, parece que ahora se va a enjugar de una forma racional.

Asturias, vocación inversora. El Gobierno en minoría del Principado de Asturias, del PP, mantiene negociaciones preliminares con los distintos grupos parlamentarios para tratar de alcanzar un acuerdo presupuestario. El Ejecutivo no ha hecho públicas aún de forma oficial las magnitudes de su proyecto de presupuestos para 1998, aunque se sabe que podría rondar los 160.000 millones de pesetas frente a los casi 152.000 millones de 1997, de los cuales se destinarían a inversiones 70.000 millones (el 43,75%), en su mayor parte para infraestructuras. Se trataría, por tanto, de un proyecto presupuestario con crecimiento contenido (los del año precedente habían sido expansivos, aunque ya entonces se dijo que no lo podrían ser los de sucesivos ejercicios presupuestarios), pero manteniendo la vocación inversora.

Baleares, duplicado. El proyecto de presupuestos para 1998 asciende a 120.700 millones de pesetas. Esta cifra se compone de la dotación económica sobre competencias que el Gobierno balear gestiona ya este año y de nuevas competencias que se incorporan al presupuesto por importe de 43.500 millones de pesetas. Los nuevos traspasos son la gestión en materia de enseñanza no universitaria y el traspaso del Fondo Europeo de Orientación Agraria, que posibilitan el crecimiento de las capacidades presupuestarias. Si se descuentan las nuevas competencias, el presupuesto crece un 9,6%. El presupuesto de Baleares se ha duplicado en dos años. El Gobierno regional afirma que los fondos para inversiones ascienden a 41.164 millones, un 19% más que este año. El nuevo endeudamiento previsto para el año próximo suma 1.550 millones.

Canarias, subida de impuestos. El presupuesto de Canarias para el próximo año es claramente expansivo. En 1998, el Gobierno de Canarias gastará seis millones de pesetas por minuto, según el proyecto de ley- de presupuestos generales de la comunidad autónoma que el viernes entró en el parlamento regional para su tramitación. El consejero de Economía y Hacienda, José Carlos Francisco, considera que las cuentas de Canarias serán expansivas gracias al incremento de las aportaciones del Estado, en especial en materia sanitaria, y a la subida de la fiscalidad indirecta sobre el tabaco. De esta forma, la cantidad presupuestada superará por primera vez el medio billón de pesetas (534.382.939 pesetas), lo que representa un incremento del 8,8% respecto al presente año. La Consejería de Sanidad vuelve a ser el departamento con mayor dotación, unos 178.000 millones de pesetas. El Estado incrementará su aportación a Canarias por este concepto en unos 16.000 millones por el nuevo censo.

Cantabria, ambición. A 80.000 millones de pesetas ascienden los presupuestos de Cantabria para el año próximo. Los gastos de personal alcanzan el 18,32% de las dotaciones y experimentan un crecimiento del 1,81%; el pago de la deuda asciende a 3.150,5 millones de pesetas, con una disminución del 26,33%. El capítulo de inversiones (las reales y las transferencias de capital, esto es, ayudas que se reciben de otras Administraciones), se eleva a 37.311 millones. La capacidad de endeudamiento prevista es de 5.200 millones de pesetas y 3.300 millones se reservan al déficit. Las inversiones reales ex perimentarán un aumento del 46,65% respecto del año anterior.

Castilla-La Mancha, agricultura. Los presupuestos de Castilla-La Mancha para el próximo año ascienden a 403.892 millones de pesetas, lo que supone un incremento del 5,3% respecto a 1997. Según el consejero de Economía, Isidro Hernández Perlines, éstos son equilibrados con los gastos de funcionamiento y expansivos en la creación de empleo, infraestructuras y gasto social. Al mismo tiempo, se congela la presión fiscal en los impuestos gestionados por la comunidad, mientras que las tasas se incrementarán en el 2,1%, al igual que el IPC. El déficil previsto para finales de 1998 es de 4.000 millones de pesetas con lo que se alcanzarán los 87.000 millones.

Castilla y León, más inversión. Castilla y León contará en 1998 con unos presupuestos de 459.000 millones de pesetas, que según el Gobierno del PP en la comunidad, son los mas inversores que se han realizado desde 1991. El presupuesto consolidado crece un 5,1%, según los redactores del texto, más del doble de la inflación prevista por el Gobierno. Le os de las cifras, la Junta considera destacable el hecho de que sea un presupuesto inversor y apunta que en las operaciones de capital (12%) y de las inversiones reales (14%) se compatibiliza el impulso necesario de los mismos al crecimiento de la economía. Los aumentos en el capítulo de gastos corrientes suponen la mitad de la inflación prevista (1,1 %), según el Gobierno. Los dos capítulos de inversiones son los únicos que crecen por encima de la media del presupuesto: las inversiones reales un 14% y las transferencias de capital un 10%. Para el Ejecutivo regional, es importante el que los gastos de endeudamiento, intereses más amortización, se reducen un 12%.

Extremadura, más 13%. Los presupuestos de la comunidad extremeña para 1998 serán continuistas y volcados con las políticas activas, según la lectura realizada por el Ejecutivo regional que preside el socialista Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Para llegar a esta situación, ha sido preciso reconducir las relaciones PSOE-Izquierda Unida, alcanzándose un acuerdo entre ambas fuerzas políticas por primera vezen la presente legislatura. En 1996, Rodríguez Ibarra sacó adelante las cuentas de la comunidad con el apoyo del PP. El acuerdo con Izquierda Unida ha permitido elevar los presupuestos a 250.000 millones de pesetas, un 13% más que en el presente ejercicio. De ellos, 133.000 se destinarán a políticas económicas, 93.000 a políticas sociales y 26.000 al funcionamiento de la Administración regional. Se dedica una especial atención al fomento del empleo, reservando algo más de 18.000 millones.

Galicia, prórroga. Galicia empezará el año próximo con el presupuesto prorrogado de 1997. En esta comunidad se celebraron elecciones el pasado 19 de octubre y, aunque el PP revalidó su mayoría absoluta, el proceso de constitución del nuevo Parlamento y de nombramiento del futuro Gobierno impedirá la aprobación del proyecto antes de final de año. Los presupuestos del presente ejercicio suman 870.000 millones de pesetas, un 6,15% más que en 1996. La Xunta tiene competencias plenas sobre sanidad y educación, y esos dos capítulos acaparan la mayor parte de los gastos: 273.128 millones la primera (el 31,3%) y 205.433 la segunda (el 23,6%). El endeudamiento previsto es de 56.488 millones.

La Rioja, cambio de política. La lucha contra el desempleo y la reafirmación del crecimiento económico constituyen los dos grandes condicionantes que han llevado al Gobierno de La Rioja a presentar ante el Parlamento autónomo unos. presupuestos expansivos para 1998, y que rompen con la política de contención mantenida por los populares desde que accedieron al poder, en 1995, y que se vio reflejada en las cuentas regionales de 1996 y 1997. El presupuesto de 1998 alcanzará los 40.057 millones de pesetas, aumentando la cuantía global un 14% respecto al anterior (de 34.907 millones); y destaca, como explicó el consejero de Hacienda, Félix Revuelta, por su carácter "moderadamente exparisivo". Así, las cuentas suben en el capítulo de inversiones reales un 26% respecto al actual, al pasar de 6.091 millones a 7.695.

Madrid, más ingresos. La Comunidad de Madrid, gobernada por el PP, incrementará su gasto un 6,06% en 1998. El presidente madrileño, Alberto Ruiz-Gallardón, se ha reservado más de 809.000 millones para atender las necesidades de una comunidad uniprovincial de cinco millones de habitantes y 179 municipios. Las cuentas del próximo año prevén una subida del 2,1 % en los salarios de los trabajadores autonómicos (cerca de 30.000) y de los altos cargos de la administración regional. Madrid aprovechará la bajada de los tipos de interés para reducir su factura con los bancos (de 50.583 millones pagados este año a 33.628 millones en 1998). La comunidad adeuda a los bancos más de 500.000 millones de pesetas. Para el año que viene, el Gobierno regional ha previsto pedir prestados otros 108.593 millones. Las inversiones se incrementan un 4,07%, hasta alcanzar los 244.000 millones de pesetas. El pastel autonómico queda así: el 32% para gastos corrientes, el 31% para inversiones, el 22% para las nóminas de los trabajadores y el 13% para el pago de una parte de la deuda más intereses.

Murcia, crecimiento. El proyecto de presupuestos de la región de Murcia para 1998 contempla una cifra de 144.003 millones de pesetas (con un incremento del 10,4% sobre el de 1997). La vivienda es la gran protagonista de las novedades. La adquisición de la primera vivienda aumentará las desgravaciones fiscales, del 15% al 17%, mientras que se introduce como novedad la desgravación (del 10%) por la compra de la segunda vivienda, siempre que ésta sea nueva. El impuesto de transmisiones patrimoniales para viviendas de protección oficial (VPO) se rebaja del 6% al 4%.

Navarra, concierto. El Gobierno de Navarra, perteneciente a los socios regionales del PP, Unión del Pueblo Navarro (UPN-PP), remitirá al Parlamento foral un proyecto de presupuestos para 1998 que asciende a 317.000 millones de pesetas y en el que se incorporan los ajustes del recién firmado convenio económico con el Estado. Los regionalistas han logrado reducir un déficit que era de 16.400 millones en 1996 a menos de 8.000 millones este año. La salud y la educación se llevan la parte del león del presupuesto, aunque en números porcentuales es el departamento de Industria, Comercio, Turismo y Trabajo el que más crece, con un 6,5%.

País Vasco, rigor financiero. El proyecto de presupuesto aprobado por el Ejecutivo vasco el pasado martes prevé un gasto de 736.146 millones de pesetas, un 3,7% más que en 1997. Sumadas las aportaciones a entes, sociedades y empresas públicas, el presupuesto consolidado alcanza los 800.682 millones de pesetas. El rigor financiero es la nota que mejor define el proyecto. Si se cumplen las previsiones, el déficit será del 0,02% del PIB vasco, apenas 966 millones. El proyecto de 1998 destina 104.471 millones a inversiones reales, con un incremento del 1,6%.

Con informaciones de Jeremías Clemente (Cáceres), Javier Cuartas (Oviedo), Jesús Delgado (Santander), César Fernández Trujillo (Santa Cruz de Tenerife), Francisco Forjas (Valladolid), Xose Hermida (Santiago de Compostela), Andreu Manresa (Baleares), Ignacio Martínez (Logrofio), Concha Monserrat (Zaragoza), Mikel Muez (Pamplona) e Isabel Salvador (Toledo).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de noviembre de 1997

Más información

  • La Comunidad de Madrid incrementará su gasto un 6.06% durante el año 1998