Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

DESFILE Y MÚSICA

En una ceremonia oficial, con desfile de bandera y milicianos, la revolución de Fidel Castro premió en La Habana la tradición y la música cubanas en las figuras del maestro tresero Compay Segundo, el precursor del feeling César Portillo de la Luz y el compositor y jazzista Armando Romeu. A sus 89 años, Compay sigue inmenso, y acaba de terminar un disco de viejos sones y montunos, en el que, por supuesto, está su famoso Chan chan, que saldrá muy pronto en España. Portillo de la Luz, autor de Contigo en la distancia y Delirio, dos clásicos redondos del movimiento del feeling, sigue trabajando como antes y canta los fines de semana en el hostal Valencia de La Habana. Romeu, ya retirado, se mantiene vivo en pianistas como Chucho Valdés y Frank Emilio, discípulos de su influencia en el jazz latino. Los tres, con toda la humildad de los genios, recibieron ayer de manos del ministro de Cultura, Abel Prieto, la orden Félix Varela, máxima distinción cultural que concede el Gobierno cubano.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de octubre de 1997