Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Esto puede acabar como el Bronx"

Entre los actuales habitantes de Las Mimbreras, la llegada de otras 72 familias se ve en parte con envidia, porque vivirán en unas casas mejores que los barracones, y en parte con recelo. "A ver qué gente viene, porque aquí en medio del campo puede acabar esto como el Bronx", comenta uno de los vecinos que viven en chabola. "Los que vengan serán bien recibidos, porque todos somos gitanos".A Esmeralda, una estudiante de primero de la ESO, de 15 años, le hubiera gustado que sus padres hubieran aceptado el piso de al quiler que les ofreció el Consorcio en Móstoles para dejar Las Mimbreras "Pero supongo que somos chatarreros dijeron que no", relata. "A mí me parece que hubiera estado mejor que esto, porque de aquí no puedes salir como no te saque alguien en coche", apostilla. Mientras esta joven habla, al barrio llega una furgoneta con una tripulación muy particular: el conductor tiene 13 años y el copiloto todavía alguno menos.

Enrique, uno de los viejos del lugar, cree, sin embargo, que vivir en medio del campo no está mal. "Tienes espacio para pasear", asegura con cierta sorna.

En Madrid viven cerca de 800 familias en poblados de realojamiento similares al de as Mimbreras. Eso significa que una tercera parte de las 2.186 familias chabolistas a las que se censó en 1986 para concederles una vienda social han sido trasladadas a este tipo de barrios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de octubre de 1997