Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA REGIÓN

Ruiz-Gallardón "regala" 25.000 pesetas por cada hijo que nazca en 1998

Los niños que nazcan en 1998 traerán un pan bajo el brazo por gentileza de la Comunidad de Madrid. Alberto Ruiz-Gallardón, presidente regional, anunció ayer en el Debate sobre el Estado de la Región un premio fiscal para las familias madrileñas que tengan un hijo el año que viene.Antonio Beteta, consejero de Hacienda, explicó a EL PAÍS que en la declaración de la renta del próximo año, la Comunidad de Madrid establecerá una deducción de 25.000 pesetas a las familias que tengan hijos durante ese tiempo.

En el resultado final de la declaración de la renta de los madrileños, aquellos que hayan tenido un hijo sumarán 25.000 pesetas a la cantidad que les salga a devolver o, en caso contrario, restarán 25.000 pesetas a la cantidad que les salga a pagar. La medida, según los cálculos de Beteta, afectará a unas 40.000 familias y costará a las arcas regionales cerca de 1.000 millones. Sólo podrán deducirse las 25.000 pesetas aquellos contribuyentes que tengan una base liquidable de hasta 3,5 millones de pesetas (en el caso de la declaración individual) o 5,5 millones, (declaración conjunta).

En esta situación económica se encuentra más del 80% de la población madrileña. Con la rebaja fiscal anunciada ayer en el debate, el PP arranca su plan de fomento de la natalidad. El número de nacimientos en la Comunidad de Madrid se ha reducido a la mitad en los últimos veinte años.

Esta fue una de las sorpresas que Ruiz-Gallardón reservaba para el debate que abre el curso político.

Ruiz-Gallardón cree "inadmisible" que haya 389.000 parados y ofrece un pacto por el empleo

Ruiz-Gallardón empleó más de dos horas en explicar en torrente sus dos años al frente de la Comunidad y sus intenciones de futuro aunque fue la economía el eje central de su discurso. En ese capítulo de incentivos fiscales, el presidente anunció deducciones para los contribuyentes que convivan con invidentes, mutilados o minusválidos mayores de 65 años y cuyas rentas sean inferiores a 66.300 pesetas mensuales. El regalo fiscal de Ruiz-Gallardón alcanza también a las donaciones a fundaciones culturales que desarrollen su actividad en Madrid. Los donantes serán premiados con una reducción del 10% en sus cargas fiscales.Además de su oferta fiscal, de escasa repercusión económica, el presidente regional planteó otros retos de futuro. Son éstos:

Creación de empleo. Ruiz-Gallardón ofreció a la oposición un pacto por el empleo. Tras ufanarse de los puestos de trabajo creados desde que gobierna (135.000), consideró "inadmisible" la cifra de parados que todavía se refleja en la Encuesta de Población Activa, 389.000 parados. Para rebajar esa cifra de desempleados, Ruiz-Gallardón pidió la ayuda de la oposición en un proyecto que debe pasar, según el presidente regional, por un nuevo modelo de formación profesional, por la exploración de yacimientos de empleo y por la eliminación de las horas extraordinarias.

La cuarta pista de Barajas. El presidente se olvidó de Campo Real, el municipio que eligió en sus planos de estrategia regional para ubicar el segundo aeropuerto. Subrayó, eso sí, que el aeropuerto de Barajas, con la tercera pista que actualmente se construye, se quedará pequeño en el año 2003 y que una cuarta pista "ya sería rentable a partir de 1999". Ruiz-Gallardón aseguró que ya hay un acuerdo entre el Estado, el Ayuntamiento y la Comunidad sobre la Ciudad Aeroportuaria, un complejo de viviendas y oficinas que envolverían el gran aeropuerto del siglo XXI. Sin embargo, el alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, presente en la parte final del discurso, aseguró que nada sabía de ese acuerdo.

Mensaje para sindicalistas ausentes. Ruiz-Gallardón regaló el oído de los sindicalistas (aunque no acudieron al salón de plenos a escucharle) hablando de empleo estable. Ése es, para el presidente, el antídoto contra la siniestralidad en el trabajo. También explicó, ante el estupor de la oposición, que el 78% de los contratos de trabajadores asalariados creados en dos años son indefinidos.

Trabajo parlamentario insólito. Ruiz-Gallardón recordó a los diputados que "han tenido ocasión de trabajar duro" durante sus dos años de mandato. Ciento once intervenciones del presidente en la Asamblea en dos años, 615 iniciativas parlamentarias tramitadas ("la mayor actividad de creación legislativa de la Asamblea desde su creación", dijo) y, 44 proyectos de ley presentados.

Nuevos hospitales. Valdebernardo (entre Moratalaz y Vicálvaro) y Aranjuez son los dos puntos en los que, según anticipó Ruiz-Gallardón, se construirán hospitales en los próximos años, además del acordado con el Ministerio de Sanidad en Fuenlabrada. El PSOE dijo después que los presupuestos se han olvidado de éste último.

La gran ciudad del sur. El presidente regional finalizó su discurso con su gran proyecto para el siglo XXI. Si, el PP gana las elecciones, se volcará en el sur para hacer de los principales municipios de la zona una gran ciudad conectada por el metro y con todo tipo de equipamientos. Así, según la idea, de Ruiz-Gallardón, se evitaría la dependencia que los habitantes del sur tienen de la capital. El presidente hizo constantes referencias al sur de la región. Alguna menor al corredor del Henares y Arganda. Una a la Sierra Norte y ninguna a la zona Oeste. Eso sí, habló constantemente de reequilibrio.

Dinero para carreteras. Bondadoso, Ruiz-Gallardón aseguró que prestará a Fomento 13.000 millones de pesetas para financiar 21 kilómetros de la nueva M-50 entre las carreteras de Burgos y Barcelona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de octubre de 1997

Más información