Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GOTA FRÍA EN LEVANTE

Importantes daños en la huerta de Murcia a causa del pedrisco

Las tormentas, iniciadas de madrugada y que arrojaron hasta 182 litros de agua por metro cuadrado en las comarcas del Alto y el Bajo Guadalentín, colapsaron ayer gran parte de la actividad cotidiana en la comunidad de Murcia. El pedrisco ocasionó daños importantes en las cosechas, aún no calculados, y las lluvias torrenciales cortaron carreteras y destruyeron infraestructuras agrícolas.Cuatro personas incomunicadas desde el pasado domingo en su vivienda, en la sierra del Cerezo, en Moratalla, fueron rescatadas por un helicóptero de Protección Civil y una veintena de vecinos de Las Lomas del Rame, un colegio de El Albujón y un camping en Los Alcázares fueron evacuados con lanchas de la Marina.

El 15% de las escuelas interrumpieron las clases ante la imposibilidad de los niños de asistir a ellas. Los servicios de corriente eléctrica y agua estuvieron cortados durante casi todo el día en varias zonas del Valle del Guadalentín. Caseríos y pedanías, sobre todo en las zonas altas de Lorca, Caravaca de la Cruz y Moratalla, quedaron aislados. Tres viviendas del casco histórico se derrumbaron en Cehegín a causa de la lluvia.

Hubo momentos en que 22 carreteras comarcales estuvieron cerradas al tráfico. Los cortes más importantes en las nacionales se produjeron en Los Alcázares, Molina de Segura y Totana. La línea ferroviaria Águilas-Murcia-Alicante también estuvo interrumpida todo el día.

Los desbordamientos de ramblas ocasionaron numerosos problemas. Así ocurrió, por ejemplo, en El Albujón, en Cartagena, donde se produjeron inundaciones en viviendas.

Los agricultores de la huerta, que desde hacía un decenio no habían sufrido los efectos de una riada, hubieron de resucitar la práctica de tapiar las puertas de sus casas y corrales para evitar la eventual entrada del agua. Igualmente se vivió una situación inusual en la cuenca del río Segura: la apertura de las compuertas de un pantano, el de Puentes, en Lorca, para evitar que se llegara a colmatar con la sedimentación de los materiales arrastrados.

Las primeras estimaciones de las organizaciones agrarias y la Administración apuntan a importantes daños en el sector agrícola con pérdidas de las cosechas de uva de mesa, en Totana, y de atroz, en Calasparra.

Protección Civil también mantenía ayer la alerta roja en Albacete y Almería. En la segunda de estas provincias quedaron incomunicadas dos barriadas del municipio de Cantoria.

En Andalucía eran cuatro las carreteras cortadas, dos de ellas precisamente en Almería y las otras dos en Huelva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de octubre de 1997