Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP presenta oficialmente su propuesta de ley de uniones civiles

La fórmula popular evita hablar de parejas de hecho

El PP presentó ayer en el Congreso su propia proposición de ley orgánica para regular la convivencia entre dos personas mediante un contrato de unión civil. La fórmula acepta a todas aquellas personas mayores de edad que convivan bajo un mismo techo, eludiendo en todo momento hablar de parejas de hecho. La tramitación de esta nueva propuesta se solapa con la ya existente de Coalición Canaria (CC).

La proposición de ley orgánica de contrato de unión civil presentada ayer en el Congreso por el PP contempla todo tipo de convivencias: desde la de amigos que comparten piso, hasta la de dos ancianos o familiares que conviven bajo el mismo techo. Los únicos requisitos, según el texto, son ser mayor de edad, convivir y estar dispuesto a prestarse ayuda mutua. El contrato no sirve para los que están casados. "El régimen económico será el que las partes dispongan", explicó Jorge Trías, portavoz del PP en la Comisión Constitucional del Congreso, y no producirá efectos hasta transcurrido un año de vigencia."E] PP continúa con su maniobra dilatoria", manifestó ayer el diputado socialista, Jordi Pedret. La proposición modifica 11 textos legislativos, tres de los cuales son de carácter orgánico. "Es la salida que más se ajusta a la Constitución, a la sensibilidad y a la libertad de las personas", defiende Trías. A diferencia de la proposición canaria, la propuesta popular no permite acogerse a esta nueva fórmula a los menores emancipados, pero sí incluye la posibilidad de realizar la declaración conjunta del IRPF. "La consaguinidad no es un impedimento para el contrato civil", explicó.

La proposición permitirá, además, la subrogación en caso de fallecimento de uno de los arrendatarios, el derecho a sucesiones y donaciones, y la fijación de una pensión en la Seguridad Social para el contratante superviviente pasados tres años desde la formalización del contrato. El contrato de unión civil se otorgará ante notario y se deberá inscribir en el Registro Civil. Cualquiera de las partes podrá deshacerlo, si así lo desea.

"No estamos de acuerdo con el concepto de unión civil. El PP ha creado un matrimonio de segunda clase. No hace referecia al concepto de afectividad y extiende el contrato civil a todo tipo de personas, lo que es contrario al artículo 39 de la Constitución, que obliga a la protección de la familia", indicó ayer el portavoz del PSOE, Jordi Pedret.

Trías explicó que para lograr la equiparación de las parejas de hecho al matrimonio se debería modificar el artículo 32 de la Constitución, que "describe al matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer". En cuanto a las consecuencias económicas, aclaró que "se han valorado, y son grandes, pero dependen del número de personas que se inscriban en los contratos civiles".

El diputado popular se refirió ayer a las organizaciones de homosexuales como "grupos minoritarios", y aseguró que "el PP debe procurar legislar para una generalidad de personas, no sólo para las parejas homosexuales".

Miguel Ángel Sánchez, presidente de la Fundación Triángulo para la igualdad de gais y lesbianas calificó el texto de truco dilatorio". Les falta coraje para reconocer la existencia de otro tipo de uniones", declaró. El presidente del Colectivo de Gais y Lesbianas de Madrid (Cogam), Pedro G. Zerolo, dice: "Nadie en este país ha pedido un proyecto de ley semejante. Queremos que se nos reconozca como unidades, familiares; no como sociedades anónimas".

Ahora, la proposición de ley de contrato de unión civil deberá ser votada en el Pleno para su toma en consideración. "Hemos comentado la proposición de ley a CiU y al PNV, y esperamos que nos apoyen. He procurado ser respetuoso con estos grupos", agregó Trías.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de septiembre de 1997