_
_
_
_
_
FERIA DE ARGANDA DEL REY

Más toros que los toros

Los novillos de Arganda del Rey eran más toros que los toros habituales en muchas plazas de primera donde celebran ferias de campanillas. Así se la gastan en Arganda y a los responsables se les felicita por ello. Anuncian feria de novilla das y novillos echan, efectiva mente; no sardinas.Novillos con trapío y con lo que hay que tener. Si los habituales de las grandes ferias vieran estos novillos argandeños mucho les daría que pensar. Si quien, por ejemplo, estuvo el pasado viernes en la mascarada goyesca de Aranjuez hubiese visto el lunes los novillos de Arganda, deduciría que aquellos eran hijos de estos.

¿Las figuras matando los hijos presuntos y los novilleros los padres aparentes? Esas tenemos: una Fiesta surrealista e injusta.

Cámara / Estella, Patrocinio, Gómez

Novillos de Rocío de la Cámara, con trapío y cuajo, flojos, encastados.Ángel Estella: media y tres pinchazos atravesados -aviso-, pinchazo hondo atravesado y seis descabellos (silencio); estocada corta atravesada (palmas). Hugo de Patrocinio: media atravesada y descabello (vuelta); pinchazo y otro hondo (silencio). Gómez Escorial: bajonazo -aviso- y se echa el novillo (vuelta); pinchazo y bajonazo (oreja). Plaza de Arganda del Rey, 8 de septiembre la de feria. Media entrada.

Llegaron los novilleros y frente a los novillos que parecían toros echaron el resto. Ángel Estella, valiente hasta recibir a su segundo ejemplar -un o, según la jerga taurómaca- con dos emocionantes faroles de rodillas, tuvo muchos problemas para embarcar las embestidas de sus novillos toros y el primero casi lo llevó por la calle de la amargura. Toreaba despegado Ángel Estella y a pesar de eso le cogió. O quizá precisamente por eso le cogió pues el toro-novillo, falto de mando, se le venía encima. Afortunadamente, la voltereta no tuvo consecuencias.

Muestras de arte gitano explayó Hugo de Patrocinio en su primera faena de muleta, principalmente al embarcar redondos. El problema -que no supo resolver- se lo planteó la corta embestida del novillo. La del quinto aún resultó peor, ya que acabó reservón, y Patrocinio hubo de limitar su faena a una larga porfia.

La codicia del tercer novillo-padre, junto a la valentía de Gómez Escorial, produjeron emotivos lances. Gómez Escorial, consecuente con la responsabilidad del triunfo que había alcanzado el pasado domingo en Las Ventas -salió por la puerta grande-, pisó terrenos comprometidos, se esforzó en ligar los pases, aguantó las embestidas violentas, embarcó las atemperadas. Y lidió. Lidió, sobrio y eficaz, a ese toro tercero de la emoción y también al sexto, ya más pastueño, al que muleteó con reposo y le sacó redondos y naturales de buena factura.

Feria de novilladas de Arganda del Rey: la más importante de la temporada en su modalidad, porque reúne a todos los novilleros punteros y porque sale el toro. Es novillo, pero me río yo. Ya quisieran verlo en esas ferias de postín.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_