Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL ADIÓS A DIANA (1961-1997)

Elton John cantó con su piano pese a la resistencia de la casa real

Elton John, al piano en el funeral de Lady Di.
Elton John, al piano en el funeral de Lady Di.

El cantante pop británico Elton John rindió un homenaje especial a su desaparecida amiga, la princesa Diana, interpretando con su piano una versión remozada de su viejo tema Candle in the Wind (Llama en el viento), uno de los favoritos de la fallecida, cuya letra originalmente estaba dedicada a Marilyn Monroe. Visiblemente emocionado, vestido con una chaqueta negra de cuello cerrado, Elton John cantó después de que el primer ministro británico, Tony Blair, leyera un versículo de la Carta a los Corintios de San Pablo.

El músico y la princesa, que colaboraron juntos en diversas campañas contra el sida, se habían visto por última vez en el funeral del asesinado modisto italiano Gianni Versace, el pasado julio, en el Duomo de Milán. Aquella ocasión, en la que Diana consoló las lágrimas de Elton, sirvió para que ambos se reconciliaran después de varios meses sin dirigirse la palabra.

La presencia del cantante fue decisión del hermano de la princesa, conde Charles Spencer, frente a las reservas de la casa real que tras aceptar sugirió la idea de que interpretara un himno religioso. El arranque de la nueva letra, Adiós, rosa de Inglaterra, suscitó la irritación de muchos escoceses y galeses en vísperas del referéndum, el jueves, sobre la autonomía de Escocia.

Pavarotti asistió

Entre los asistentes figuraban los anteriores primeros ministros británicos que aún viven, los líderes de los partidos políticos nacionales, así como numerosos famosos de la música, del cine y de la moda. El tenor Luciano Pavarotti, con su novia, Nicoletta, decidió al final acudir pese a que había anunciado que no asistiría por encontrarse muy afligido. También estaban los directores de cine Steven Spielberg y Richard Attenborough, los actores Tom Hanks y Tom Cruise, éste con su esposa, Nicole Kidman, así como los cantantes Diana Ross, Sting, George Michael y Cliff Richard. Del mundo de la moda destacaban los dos hermanos del asesinado Versace. Otros que no faltaron fueron el campeón de cricket Imran Khan, el multimillonario Richard Branson, propietario de la compañía Virgin, y el ex secretario de Estado norteamericano Henry Kissinger.

Un lugar especial fue ocupado por Mohamed al Fayed, el dueño de los almacenes londinenses Harrods y padre de Dodi, el reciente novio de Diana que murió junto a ella en un accidente de coche hace una semana en París mientras huían de los paparazzi.

La presencia de representantes de casas reales y la ausencia de jefes de Estado o de Gobierno, por expreso deseo de la Casa de Windsor, imprimieron un carácter especial a la ceremonia. Asistieron entre otros la reina Noor de Jordania, la infanta Pilar, hermana del rey Juan Carlos, la princesa Margarita de los Países Bajos, el rey Constantino de Grecia, Hillary Clinton y las esposas de los presidentes de Francia y Egipto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de septiembre de 1997