Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO FILESA'

El Poder Judicial dice que Anguita ha causado un "grave daño" con sus "desmesuradas" críticas

Las afirmaciones del líder de Izquierda Unida, Julio Anguita, al imputar al presidente de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, José Augusto de Vega, la condición de "presunto delincuente" y la de "corruptos" a los demás magistrados del caso Filesa, han causado, un grave daño a la credibilidad del Poder Judicial, según proclamó ayer la Comisión Permanente del máximo órgano de los jueces. Esta reprobación es de mayor contundencia incluso que la propinada el jueves al coordinador general por la Sala de Vacaciones del Supremo. El Consejo del Poder Judicial afirma tajantemente que las imputaciones de Anguita "exceden con mucho de los límites admisibles de la crítica", y son "desmesuradas y carentes de toda proporción".

El presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Javier Delgado, compareció ayer ante los medios informativos para dar cuenta del acuerdo de la Comisión Permanente, integrada por el propio Delgado, el vicepresidente del CGPJ, Luis López Guerra, y los vocales Manuel Damián Alvarez, Elisa Veiga Nicole y Margarita Retuerto. Esta última votó en contra. Retuerto propuso un texto alternativo de carácter más suave para Anguita, que fue rechazado, y reclamaba que la demanda de amparo fuera estudiada por el pleno del Consejo y no por la Comisión Permanente.El Consejo del Poder Judicial reitera en su acuerdo que no le corresponde valorar "el acierto o desacierto de las resoluciones Judiciales, ni tampoco, por tanto, el de la crítica viable y deseable de las decisiones de los jueces". "Sin embargo", prosigue el CGPJ, "las recientes declaraciones formuladas por un conocido líder político, en el sentido de imputar a los componentes de la Sala Segunda del Tribunal Supremo la condición de 'presunto delincuente' y de 'corruptos', exceden con mucho los límites admisibles de la crítica y constituyen imputaciones desmesuradas y carentes de toda proporción en relación con el hecho que las genera, que, precisamente, estaba pendiente de valoración por medio del recurso interpuesto".

La resolución no alude a la campaña informativa que denuncia De Vega. Sólo a Julio Anguita. "Este tipo de manifestaciones", añade el acuerdo, "han determinado un grave daño para la credibilidad del Poder Judicial, y ello sin entrar en el perjuicio que se haya podido producir para el honor de los magistrados afectados, quienes tienen abierta la posibilidad de ejercitar las acciones legales que consideren procedentes".

Con más de hora y media de retraso, el presidente Javier Delgado compareció ante los periodistas y opinó que un líder político "tiene una responsabilidad especial a la hora de asegurar la credibilidad y el respeto a las instituciones". A la pregunta de si Anguita ha quedado "descalificado" como político, Delgado respondió negativamente: "Las valoraciones han sido para este caso concreto, pero de ninguna manera ni a Anguita ni a nadie le descalificaría yo en ningún caso".Sobre si el acuerdo que critica la actitud de Anguita supone la concesión de "amparo" al magistrado José Augusto de Vega, el presidente del Consejo recordó que la ley de Enjuiciamiento prevé esta figura para el magistrado que se siente "inquietado o perturbado en su independencia".Para Delgado, esta expresión resulta "difícil de entender" y constituye "un problema" al tener un matiz subjetivo. "Significa que ha ocurrido algo como para que un juez sienta en peligro su independencia, pero, con franqueza, yo no puedo creer que tres magistrados del Tribunal Supremo puedan sentir en peligro su independencia por estas manifestaciones", dijo.

Sin embargo, a Delgado no le parece excesivo que De Vega haya acudido al Consejo, porque "una cosa es el sentido íntimo sobre el riesgo de la propia independencia y otra es la opinión general que se pueda tener en tomo a determinadas manifestaciones, que pueden hacer creer a los ciudadanos que está en peligro esa independencia". "Es un amparo más objetivo que subjetivo", agregó Javier Delgado.

Las asociaciones de jueces han aplaudido la decisión del Poder Judicial. Según Ramón Rodríguez Arribas, presidente de la Asociación Profesional de la Magistratura, el texto del Consejo "refleja dónde están los límites de la crítica y el daño que pueden producir los excesos cuando afectan a la dignidad de las personas". José Ramón Alonso, de Jueces para la Democracia, subraya que los reproches de Anguita habían sido "desproporcionados y muy feroces". Para María Tardón, de la Asociación Francisco de Vitoria, la decisión es "acertada". "Nos alegra. En ningún caso se debe incurrir en los atques personales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de septiembre de 1997

Más información

  • El Consejo recrimina al líder de IU por haber excedido los límites admisibles"