Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'El sexólogo" ataca de nuevo

La polémica serie aparece camuflada en Antena 3 como 'La noche de Ozores'

Camuflado entre las reposiciones veraniegas pulula un producto que confirma que lo rancio lo naftalínico es una incombustible tendencia televisiva (aunque el director general de RTVE director general de RTVE, Fernando López-Amor, sólo perciba el aroma en RNE). Los martes, a las 23.30, aparece en Antena 3 desde el pasado mes de julio La noche de Ozores, título bajo el que se enmascara (reciclada, según asegura la cadena) aquella infausta serie que Televisión Española emitió como El sexólogo.La teleserie El sexólogo fue estrenada el 4 de octubre de 1994 en TVE-1, a las 23.15. Escrita y dirigida por Mariano Ozores e interpretada por Antonio y Emma Ozores, junto a Florinda Chico, Fedra Lorente, Rafael Rojas, Marta Valverde, Isabel Mayo y Noemí Romal calentó los motores de la polémica incluso en el rodaje (13 capítulos por un monto de 390 millones de pesetas). El portavoz de Izquierda Unida en la comisión de control de RTVE pidió explicaciones por "la producción de telebasura", término que negaron el entonces director general del Ente Público, Jordi García Candau, y el propio Mariano Ozores. "No es machista ni hortera. Si la serie la hiciera Antena 3 nadie se metería con ella, pero como TVE se maneja con dinero del Estado y del contribuyente todos se creen con derecho a opinar", declaró el autor de películas como Qué gozada de divorcio o Que vienen los socialistas.

Y precisamente Antena 3 acabaría dando cobijo a El sexólogo, cuya emisión finalizó abruptamente a las dos semanas tras notas inflamadas y quejas de partidos políticos (IU pidió una huelga de espectadores), asociaciones de espectadores y organizaciones feministas. Por supuesto, protestaron asociaciones de sexólogos por su "deformado" retrato en la ficción. Hasta la entonces titular de Asuntos Sociales, Cristina Alberdi, llevó el asunto al Consejo de Ministros tras hallar en el segundo capítulo "una apología de la violación". A pesar de todo el revuelo, o precisamente por él, las emisiones habían alcanzado cuotas de pantalla en torno al 30%.

Con la aspiración de recuperar "la tradición del teatro de Arniches", la serie pretendía ser un humorístico vodevil sobre un "psiquiatra y sexólogo de buena posición" que abordaba asuntos como la eyaculación precoz, la frigidez, el exhibicionismo o el coitus interruptus. Sus diálogos encerraban perlas cultivadas como "todas las mujeres llevamos una furcia dentro", "quiero que mi esposa sea un poco puta" o "las mujeres deben oler a cocina, porque ahí es donde deben estar", entre otras.

Tras comprar esta producción de la factoría Ozores en diciembre del 94, Antena 3 la conservó en la nevera de temas pendientes y decidió emitirla hace un mes, con algunas modificaciones en los diálogos y en el montaje. Aun así, se mantienen las situaciones absurdas y sexistas, la mala iluminación, los decorados de baratillo, el vestuario cabaretero y el imposible doblaje de la peculiar verborrea de Antonio Ozores, que luce sus típicos tics. Los otros actores, también doblados, dan la impresión de que los mueve un ventrílocuo de cuarta categoría.

"Soy una mujer, soy débil, y como no quiero que me pegues soy tuya, haz lo que quieras conmigo se pudo escuchar el pasado martes en voz de la hija enfermera. Ella pide guerra y noviazgo al ayudante del sexólogo. Y él le responde: "Tengamos paciencia, que ya tendremos tiempo de violarte".

La cosa, a años luz de las brillantes y políticamente correctas telecomedias a la española que los espectadores pueden ver ahora, ni resiste el reciclaje ni merece llamarse serie. Es un espejismo de verano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de agosto de 1997