Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA LUCHA CONTRA ETA

Socialistas y nacionalistas vascos se unen para desbancar a HB de la alcaldía de Mondragón

Mondragón, la alcaldía más emblemática de Herri Batasuna, pasará a manos del PNV tras el acuerdo alcanzado ayer entre esta formación, Eusko Alkartasuna y losocialistas para presentar una moción de censura contra el alcalde. La localidad guipuzcoana dejará de estar gobernada por el brazo político de ETA en el plazo de 15 días. Tras dos años en los que el pacto para desalojar a HB fue imposible, la impresionante reacción ciudadana tras el asesinato del concejal del PP de Ermua, Miguel Ángel Blanco, y la llamada de la Mesa de Ajuria Enea a aislar a los independentistas radicales, ha obligado a las formaciones democráticas vascas a replantearse sus posiciones.

Herri Batasuna gobierna 25 de los 251 ayuntamientos del País Vasco, pero tan sólo en Mondragón se puede llevar a la práctica una moción de censura efectiva. En los demás cuenta con mayoría absoluta.Mondragón es la bandera del poder municipal de HB. En esta localidad viven 24.784 personas, casi la mitad de las 56.000 que habitan en los pueblos gobernados por HB. Nacionalistas y socialistas presentarán mañana en el Registro del Ayuntamiento la moción de censura avalada por la firma de sus 12 concejales. El pleno para investir al nuevo alcalde, el peneuvista José María Loiti, será el 2 o el 7 de agosto.

La corporación de Mondragón está integrada por 21 concejales: seis de HB, cinco del PNV, cuatro del PSE, tres de EA, dos de IU y uno del PP. El acuerdo PNV-EA-PSE suscrito antes de las elecciones municipales de 1995 garantizaba a Loiti el acceso a la alcaldía por ser el candidato del partido más votado de los tres. Sin embargo, en el pleno para elegir alcalde, Loiti sólo logró el apoyo de diez ediles en la primera ronda, dos menos de los previstos, por lo que Xabier Zubizarreta, de HB, salió reelegido como cabeza de la lista más votada. Cuatro años antes, HB también logró conservar la alcaldía al fallar los pactos suscritos entre PNV y PSE.

Dos años de tensión

La presión de la calle, con el recuerdo del asesinato de Miguel Angel Blanco aún presente, ha obligado a las ejecutivas guipuzcoanas de los tres partidos a sentarse y llegar a un arreglo dos años después de que Zubizarreta accediera a la alcaldía. Durante este tiempo, PNV y PSE, por un lado, y Eusko Alkartasuna por el otro, se han tirado los trastos a la cabeza y se han reprochado mutuamente ser los responsables de que HB siguiera al frente de un pueblo considerado como "referencia básica" por el mundo nacionalista. PNV y socialistas culparon a EA de las dos abstenciones que imposibilitaron a Loiti acceder al cargo, mientras que el partido presidido por Carlos Garaikoetxea achacó las abstenciones a un concejal del PNV y otro socialista.Lo cierto es que los tres partidos no han sido capaces de ponerse de acuerdo en dos años para presentar una moción de censura cuando tenían garantizado el éxito. El portavoz del PNV en Guipúzcoa, Juan María Juaristi, recordó que esa moción de censura contaba con las firmas de los concejales de su partido y de los socialistas desde hace más de un año, pero ha sido EA quien ha preferido contemporizar y dar largas. Por su parte, EA disiente y afirma que desde el primer momento ha estado dispuesta a firmar la moción.

Pero el caso de Mondragón no es el único. Hay más localidades donde PNV o EA cohabitan con el brazo político de ETA en los gobiernos municipales, aun que los independentistas radicales no disponen del bastón de mando. En Bermeo (Vizcaya), el alcalde de EA se mantiene gracias al apoyo de HB en detrimento del PNV. Desde la ejecutiva de Eusko Alkartasuna se insiste en que hay voluntad política de romper con HB pero el alcalde, Juan Carlos Goienetxea, se opone. "No podemos fulminar a un alcalde o a un concejal así como así; hoy día ser concejal no es plato de gusto en muchos pueblos", apuntan desde EA.

PNV y EA tendrán que hilar fino si quieren plasmar hasta sus últimas consecuencias el acuerdo de la Mesa de Ajuria Enea de aislar a HB. El partido que preside Xabier Arzalluz ha convocado para mañana una reunión urgente del tripartito en Vizcaya para definir su actitud frente a la coalición independentista en los Ayuntamientos vizcaínos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de julio de 1997

Más información

  • La presión social tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco acelera el acuerdo PNV-PSE-EA