Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido por narcotráfico Luis Morcillo, relacionado con el asesinato de Brouard

Luis Morcillo, de 55 años, cuyo nombre figura en el sumario por el asesinato del dirigente de HB Santiago Brouard, ha sido detenido por la Brigada Central de Estupefacientes en relación con un alijo de 100.000 pastillas de éxtasis. Aunque desde hace años se le vincula con el asesinato, ocurrido en noviembre de 1984 en Bilbao, actualmente no hay contra él ninguna orden de busca y captura por ese asunto. La detención de Morcillo se produce unos días antes de la vista del recurso de amparo presentado ante el Constitucional por los dos únicos condenados en relación con la muerte del dirigente abertzale.

La detención de Luis Morcillo Pinillos, que en 1990 se instaló en Ecuador, se produjo el pasado 1 en Madrid, según informó ayer El Mundo. El miércoles pasado fue puesto a disposición de la juez de la Audiencia Nacional María Teresa Palacios, según fuentes policiales que no revelaron más datos alegando que su captura forma parte de una operación que "sigue abierta" en busca de otros dos implicados en la red.Un mando policial confirmó que el arresto de Morcillo está relacionado con un alijo de 100.000 pastillas de éxtasis, una droga de síntesis muy difundida entre los clientes de discotecas de la llamada ruta del bakalao. Sobre Morcillo no hay ningún cargo en relación con el sumario del caso Brouard, aunque sí pesaba sobre él una orden de busca y captura en España dictada en 1992 por otro delito de narcotráfico.

Un auto de la Sección Primera de la Audiencia de Bilbao anuló a marzo de 1992 las órdenes de busca y captura internacional dictadas contra Morcillo en enero de 1989 en relación con el caso Brouard. Esta decisión fue adoptada para poder cerrar el sumario, en el que estaban incursos Rafael López Ocaña y Juan José Rodríguez Díaz, El Francés. El Tribunal Supremo confirmó en abril de 1995 la pena de 33 años de prisión impuesta a López Ocaña por el asesinato y la de ocho años que recayó sobre El Francés por suministrar las armas empleadas, pese a desconocer para qué iban a ser usadas.

Txerna Montero, abogado que representa a la familia Brouard, indicó ayer que en la instrucción sumarial hay "elementos indiciarios" contra Morcillo, aunque nunca llegó a ser procesado. Montero ha anunciado que solicitará "la reapertura del sumario" y que el ahora detenido preste declaración por este asunto en los juzgados de Bilbao.

Miguel Ángel López Ocaña, hermano del condenado por el caso Brouard, relacionó hace años a Luis Morcillo con este asesinato. Condenado a su vez por matar a su cuñado Alberto Granados Céspedes, Miguel Ángel López Ocaña dijo que quitó la vida a éste al ser "muy presionado" por Morcillo, ya que el fallecido estaba dispuesto a testificar que Morcillo le había propuesto atentar contra el dirigente de HB. El ahora detenido por tráfico de éxtasis era íntimo amigo del ex teniente coronel de la Guardia Civil Rafael Masa, que en su día tuvo que declarar ante la juez del caso Brouard.

El asesinato del dirigente de HB volverá a ser actualidad el día 14 con ocasión del recurso de amparo presentado ante el Constitucional por Rafael López Ocaña y El Francés. El recurso se basa en el posible quebrantamiento de sus derechos al haber pasado dos años y siete meses en prisión preventiva sin que la Audiencia de Vizcaya hubiera ordenado la prórroga de su detención al cumplirse los dos años máximos previstos por la ley.

Además, los recurrentes consideran que supone una infracción constitucional que se les impidiera acudir al Supremo para que se pronunciase sobre su petición de que el caso fuera enjuiciado en la Audiencia Nacional a la vista de unos recortes de prensa en los que se relacionaba el crimen con los GAL. La Audiencia de Bilbao, tras sostener que esa era una táctica dilatoria encaminada a lograr la libertad de los encausados al rebasarse el máximo legal de cuatro años de prisión preventiva, amenazó con contabilizar como tiempo muerto el que trascurriera hasta que el Supremo se pronunciara.

El Constitucional no ha accedido a la petición del defensor de Rafael López Ocaña, Manuel Maza de Ayala, quien pretendía que Presidencia del Gobierno ordenara a los servicios secretos que dijeran quiénes fueron los asesinos de Brouard y, si eso no fuese posible, que certificaran que López Ocaña no estaba entre ellos. La vista ante el Constitucional se basará en el visionado de 20 horas de grabación del juicio celebrado en 1993.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de julio de 1997

Más información

  • El recurso de los dos condenados se verá el día 14