Otear el paisaje

El módulo de descenso Mars Pathfinder, una vez abierto en el suelo de Marte para que salga el vehículo todoterreno, se convierte en la base de operaciones de la misión in situ. Lleva la antena de comunicación con la Tierra y el sistema de transmisión con el pequeño vehículo todoterreno, el rover; paneles solares en los tres pétalos desplegados, que proporcionan energía eléctrica; instrumentos meteorológicos y geológicos, y unas cámaras en el extremo de un Mástil, que serán los ojos principales de los científicos.En líneas generales, el modo de operación es así: las cámaras del módulo otean el paisaje en Ares Vallis, el lugar de aterrizaje, y envían las imágenes a la Tierra; los investigadores decidirán entonces hacia dónde debe dirigirse el vehículo todoterreno y enviarán las órdenes pertinentes. Las antenas del módulo pasarán el recado al vehículo y éste empezará su exploración.

"Una vez que enviemos la orden al rover, éste es autónomo y se dirige a donde le hayamos dicho; si ve un obstáculo, lo rodea...", explica Donna Shirley, jefa del programa de exploración de Marte en la NASA. "Al final de cada día de trabajo, el módulo nos enviará imágenes indicando dónde está el rover y a partir de ellas decidiremos a dónde debe dirigirse después".

Como el vehículo carece de antenas para enviar los datos a la Tierra, los pasará al módulo para que éste los transmita.

Esta fase de la misión debe durar al menos siete días marcianos (de 24,6 horas), en los que el rover no se alejará mucho del módulo: unos 10 metros. Si todo va bien y el vehículo resiste las duras condiciones de trabajo en Marte, puede que dure hasta un mes, y entonces se alejaría más, teniendo en cuenta que la cobertura de su sistema de comunicación con el módulo alcanza sólo 500 metros.

Después, el módulo, que pesaba 870 kilos en el momento del lanzamiento y que habrá llegado al suelo marciano con sólo 325 kilos, seguirá funcionando como estación meteorológica durante meses.

Las cámaras del módulo y del vehículo captarán y enviarán información acerca de los materiales de la superficie y de procesos geológicos, y atmosféricos. Los instrumentos de a bordo también permitirán a los científicos determinar el tamaño de las partículas de polvo y la abundancia de vapor en la atmósfera.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción