Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El centro Wiesenthal pide a Aznar que extradite a los nazis refugiados en España

Una delegación del centro Simón Wiesenthal, con sede en Los Ángeles (California), reclamará hoy al presidente José María Aznar el cambio de la política española sobre los criminales de guerra nazis refugiados en España, cuya extradición fue rechazada por la anterior Administración socialista. Las 20 personas que componen la comitiva, entre los que figuran supervivientes del holocausto, serán recibidos también por la reina Sofía.

Los dirigentes de Wiesenthal viajan a Madrid procedentes de Ginebra donde han celebrado una conferencia internacional para reclamar a Suiza y a otros países europeos la devolución del oro robado por los nazis durante la II Guerra Mundial. En esta conferencia han pedido que se sepa la verdad sobre el papel de España en las compras de oro realizadas por el Gobierno de Franco."Queremos expresar a Aznar la contradicción entre su transparencia y apertura de los archivos históricos en la investigación del oro nazi y la negativa a extraditar a importantes nazis refugiados en España", manifiesta Simón Samuels, director del mencionado centro para Europa.

La delegación del centro de cazanazis que tiene previsto entrevistarse hoy con Aznar expondrá el caso de Otto Remer, un ex agente de las SS, jefe de la escolta personal de Hitler, que reside desde hace años en Marbella y que en diversas ocasiones ha hecho apología del genocidio. Su extradición fue solicitada por el Gobierno alemán y denegada por la anterior Administración socialista. Asimismo, expondrá el caso de Wolfgang Jugler, un austríaco ex miembro de las SS que reside también en Marbella y cuya presencia en España fue desvelada recientemente por EL PAÍS. El régimen de Franco acogió a más de un centenar de agentes o presuntos agentes nazis al final de la II Guerra Mundial, casi todos los cuales ya han fallecido.

Los dirigentes de Wiesenthal solicitarán a Aznar que su Gobierno se pronuncie sobre el papel de España en las compras de oro nazi durante aquella guerra. El Gobierno de Franco fue el segundo comprador de oro más importante al Banco Nacional Suizo durante esa etapa (2.700 lingotes). Suiza, a su vez, se abastecía del oro saqueado por los nazis a los judíos y a los bancos centrales europeos. España devolvió únicamente a los aliados 100 kilos de ese oro.

Críticas a España

Por ello, tanto Suiza como España fueron criticados en la conferencia de Ginebra. El rabino Marvin Hier, fundador y presidente del centro Wiesenthal, disparó toda su artillería contra el Gobierno y la banca suiza, y lo hizo tras recordar que al menos algo se había avanzado, ya que hace 60 años Suiza se negó a que se celebrara en Ginebra una conferencia para salvar a los judíos.Pero tras las críticas a Suiza, Marvin dijo que no era la única culpable y citó a una lista de países encabezada por España. "Necesitamos saber la verdad no sólo de Suiza sino también de España. Ese país no tenía oro en 1937 y en 1945 poseía 65,5 toneladas. Dos terceras partes de las mismas fueron transferidas del Banco Nacional Suizo. Y ese oro fue robado a las víctimas del holocausto", afirmó.

El presidente de Wiesenthal pidió también que se conozca la verdad sobre el papel que jugaron Portugal, Argentina, Austria, Francia y Estados Unidos.

[El Gobierno suizo autorizó ayer la donación de 100 millones de francos suizos (10.000 millones de pesetas, al cambio) por parte del banco central del país al fondo especial creado p ara las víctimas del holocausto, informa la agencia France Press. Esta suma engrosará el fondo creado en febrero y al que los bancos suizos y representantes del sector privado han aportado unos 170 millones de francos suizos (17.000 millones de pesetas). La última decisión reside en el Parlamento, que lo debatirá en septiembre.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de junio de 1997

Más información

  • El presidente recibirá hoy a una delegación