La fusión de OCP y Ginés Navarro da paso a la tercera constructora española

El sector constructor español continúa en plena transformación. Ayer fueron OCP -que acaba de adquirir Auxini- y Ginés Navarro las anunciaron su fusión, en una operación que dará lugar a la tercera empresa constructora española.El canje de acciones aún está por decidir, "aunque no será muy lejano al valor de las acciones en Bolsa", según fuentes conocedoras de la operación. Ginés Navarro cotizaba ayer a 2.550 pesetas y OCP a 7.010 cuando la Comisión del Mercado de Valores decidió suspender su negociación.

El grupo fusionado hubiera facturado el año pasado 325.000 millones de pesetas (por detrás de FCC y Dragados, pero por delante de Acciona o Ferrovial), con unos hipotéticos beneficios netos de 7.600 millones. Para este ejercicio, los cálculos apuntan a unos resultados positivos de 8.300 millones, con una facturación de 350.000 millones de pesetas.

El presidente de la nueva companía será el de OCP, Florentino Pérez, en tanto que el vicepresidente será Mariano López Plaza, presidente de Ginés Navarro. Pérez y López Plaza, amigos personales y compañeros de carrera, coincidieron ayer en asegurar que "la operación es muy conveniente para ambas compañías".

El grupo, que será bautizado con un nombre que no tendrá que ver ni con OCP ni con Ginés Navarro, contará con un holding del que colgarán, por sectores, las empresas que aportan ambas sociedades. El Grupo March es accionista mayoritario de Ginés Navarro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de junio de 1997.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50