Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El régimen cubano advierte de que el único futuro es el partido único

No hay alternativa ni medias tintas. El único futuro político que las autoridades comunistas cubanas quieren y están dispuestas a permitir en su país ahora y después del año 2000 es el de un sistema monolítico basado en la santísima trinidad de partido único, socialismo (o muerte) y fidelidad sin fisuras a los "principios éticos" de la revolución de 1959. No hay espacio para más.Esta es, en resumen, la tesis central que defiende el documento preparatorio del V Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC). El informe, dado a conocer ayer, establece de forma muy clara que "en Cuba no habrá restauración del capitalismo" e identifica el concepto "patria" con los de "revolución" y "socialismo". También se da por sentado que el Partido Comunista de Cuba es el único capaz de "dirigir a la nación cubana" y de "salvaguardar la- independencia del país".

El documento, que decide que "la principal conquista" que deben salvar los cubanos es su actual "sistema político", será "analizado" y "discutido" en los próximos meses por 700.000 militantes del PCC, 500.000 militantes de la Unión de Jóvenes Comunistas y cientos de miles de cubanos de a pie en los sindicatos, centros de trabajo y Comités de Defensa de la Revolución. Su objetivo es servir de preparación al V Congreso del PCC, a celebrar en octubre, el cual debe definir los alineamientos políticos y económicos que marcarán los destinos de Cuba en los próximos cinco años.

El informe es en algunos de sus conceptos y presupuestos de una contundencia demoledora, como el siguiente: "En la memoria del pueblo cubano, el pluripartidismo se asocia a la politiquería, injusticias, abuso, promesas demagógicas siempre incumplidas...". La conclusión será válida hasta el año 2002, cuando se celebre el siguiente congreso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 1997