Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rojo desea bancos más grandes y con menos costes para afrontar el euro

El gobernador del Banco de España, Luis Angel Rojo, pidió ayer a las entidades financieras que no se relajen en el proceso de adaptación al euro. Y les invitó a que reconsideren "tanto su tamaño como sus estrategias para competir en un mercado de una dimensión mucho mayor" y a que realicen "importantes ajustes en sus estructuras de costes". Parecida apelación a la concentración lanzó el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Juan Fernández Armesto, para quien debe haber una sola Bolsa.

Rojo está dispuesto a que la entrada de España en el euro no conlleve ningún susto en el sistema financiero. Ayer, durante la clausura de las XXIV Jornadas de Intermoney celebradas en Santander, hizo "un llamamiento a todas las entidades para que refuercen sus preparativos para acceder satisfactoriamente a la unión monetaria" y advirtió que si una entidad, especialmente las de menor tamaño, opta por "minimizar la adaptación", esta decisión "podría resultar arriesgada y conducir a una apreciable pérdida de cuota de mercado".El máximo responsable de la autoridad monetaria explicó que el euro provocará un incremento de la competencia en las distintas áreas de negocio bancario, "por lo que las entidades deberán reconsiderar tanto su tamaño como su estrategia". ¿Una invitación a que haya fusiones de bancos y de cajas de ahorro? "Eso deben decidirlo los consejos de administración de las entidades", comentó escuetamente.

Rojo pronosticó que los márgenes tenderán a continuar bajando. Para paliar ese efecto, bancos y cajas deberán "realizar importantes ajustes en sus estructuras de costes para preservar unas rentabilidades adecuadas".

Más liquidez

En cuanto a los mercados de deuda pública, Rojo espera un aumento de liquidez que, en el caso de los valores privados sé transformará en un "auge notable", impulsado básicamente por la oleada de privatizaciones en diversos países europeos.Luis Ángel Rojo adelantó que en otoño se determinará el calendario para la fijación del criterio de tipo de cambio respecto al euro. Posteriormente, una vez elegidos el presidente y los seis vicepresidentes del Instituto Monetario Europeo, en primavera del año próximo, se entrará en el debate de los criterios exactos de esa fijación, una vez conocidos también los países que entren en el euro desde el primer momento.

La idea de concentrar actividades para mejorar la competitividad también fue manejada ayer en Santander por el presidente de la CNMV. En opinión de Fernández Armesto, "la primera característica que llama la atención en los mercados de valores españoles es su atomización. Hay cuatro bolsas [Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia], un mercado de renta fija, dos mercados de futuros financieros, otro de futuros sobre cítricos y dos servicios de compensación y liquidación de valores".

"Esta estructura parece obedecer más bien al acarreo histórico que a razones organizativas sustanciales, y la diversidad de entes es especialmente sorprendente si se tiene en cuenta que las grandes entidades bancarias son, en último lugar, los accionistas dominantes en todos ellos", argumentó.

Una vez expuesto este panorama, el presidente de la Comisión del Mercado de Valores lanzó la idea de simplificar este entramado. "No es la comisión la que debe imponer a los mercados sus futuras estructuras. Los mercados de valores son empresas de servicios, en dura competencia entre sí, son propiedad de grandes grupos financieros, están gerenciados por profesionales con experiencia y saben muy bien lo que es su futuro", respondió para después explicar lo que ha sucedido en Alemania.

El modelo alemán consiste en unificar en una única sociedad holding todos los mercados de valores del país centroeuropeo. Recordó, en este sentido, que en Alemania la supervisión bursátil depende de los länder.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 1997

Más información

  • El presidente de la Comisión de Valores sugiere una Bolsa única