Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Airtel solicitará a Fomento una licencia para poder dar también telefonía fija

La compañía de teléfonos móviles Airtel está dispuesta a plantar cara a Telefónica en todos los frentes, sin descartar su entrada en telefonía fija. Juan Abelló, presidente de Airtel, ha confirmado que la empresa está dispuesta a negociar una alianza con Retevisión, que ya dispone de licencia para dar telefonía fija. Pero si el pacto no fuera posible, solicitará al Gobierno una autorización para que Airtel pueda ofrecer por sí misma ese servicio.

Airtel se siente con fuerzas para ampliar sus actividades y el camino natural conduce hacia la telefonía fija. Especialmente, después del acuerdo alcanzado con el Ministerio de Fomento para recuperar parte de los 85.000 millones de pesetas que Airtel tuvo que pagar por la licencia para poder dar servicio de telefonía móvil desde 1995.Si Airtel consigue la licencia necesaria, podría empezar a dar telefonía fija a partir del 1 de diciembre de 1998. Desde esa fecha se liberaliza plenamente el mercado de las telecomunicaciones en España. Fomento ya ha anunciado que concederá nuevas licencias de telefonía fija desde entonces y los directivos de Airtel aseguran que la concesión de una de ellas a su empresa forma parte de los acuerdos sobre compensaciones alcanzados con el Gobierno.

Otras razones explican el interés de los directivos de Airtel por la telefonía fija. No hay que olvidar que algunos de los más significados accionistas de la compañía (encabezados por Banco Central Hispano, Endesa y Unión Fenosa) van a presentar ofertas para hacerse con el 70% del capital del Estado en Retevisión, la única empresa que hoy dispone de autorización para empezar a competir en telefonía fija con Telefónica. Promoviendo la entrada de Airtel en la telefonía fija, sus accionistas se aseguran la presencia en ese segmento del negocio cualquiera que sea el resultado del concurso para la privatización de Retevisión.

Pacto con Retevisión

Al concurso de Retevisión se presentan por separado el BCH (junto a France Télécom, Sprint y Renfe) y Endesa (con Stet /Telecom Italia, Euskaltel, BBK, Kutxa, Unicaja, Bancaja, Caja Navarra y Caja de Ahorros del Mediterráneo). La separación de ambos grupos puede ir a más en el futuro, y de ahí que el consejo de Airtel haya discutido la decisión estratégica de solicitar a Fomento una licencia de telefonía fija en agosto de 1998.Si Endesa y Stet ganan es difícil que mantengan los planes para una alianza de Retevisión y Airtel, porque querrán evitar vincularse al BCH y sus aliados franceses. Tampoco el BCH y France Télécom lo harían si consiguen finalmente el control de Retevisión.

Y con ese panorama es lógico que los pequeños accionistas de Airtel (Ineuropa, Inversiones Fersango y Corporación Alba) también se muestren partidarios de que la compañía se asegure la entrada en telefonía fija con independencia de lo que pueda pasar con Retevisión en el futuro.

Airtel prevé cerrar el año 1997 con cash flow (recursos generados antes de amortizaciones) positivo y un resultado final negativo de entre 8.000 y 9.000 millones de pesetas. En 1998 espera entrar en beneficios. Para 1997, las inversiones previstas son de 76.000 millones y de 26.000 millones un año después, pero la cifra puede aumentar significativamente si entrara en la telefonía fija.

Airtel supera ya los 800.000 abonados, frente a los 652.000 que tenía a finales del año pasado. Fuentes de la compañía aseguran que el recibo mensual medio es de 10.000 pesetas por abonado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 1997

Más información

  • Antes intentará pactar con Retevisión, la otra competidora de Telefónica