ACOSO A LOS MEDIOS

Rodríguez admite que dijo a Asensio "aténte a las consecuencias" en tono coloquial

El portavoz del Gobierno comparecerá en el Congreso y afirma que no piensa dimitir

El secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Rodríguez, aseguró ayer que no tiene ninguna intención de dimitir de su cargo y ha pedido comparecer en el Parlamento para defenderse de las acusaciones planteadas el día anterior por el presidente de Antena 3, Antonio Asensio, ante la Comisión Constitucional del Congreso, que escuchará a Rodríguez el próximo lunes. Ayer, el portavoz del Gobierno hizo declaraciones a prácticamente todas las cadenas de radio de España, en las que, sin negar las conversaciones con Asensio ni con sus colaboradores, aseguró que no debe interpretarse como una amenaza haber dicho al presidente de Antena 3 que se "atuviera a las consecuencias" si pactaba con el Grupo PRISA.

En una intervención para Catalunya Rádio, que fue reproducida por Radio Nacional de España, Rodríguez se manifestó en términos bastante claros al recordar la conversación mantenida con Asensio el 24 de diciembre pasado que, según él, tuvo un contenido muy diferente a otras muchas mantenidas anteriormente con él."Unos meses antes de esa conversación ", explicó Rodríguez, "Asensio pensaba todo lo contrario de lo que finalmente decidió hacer el día 24 de diciembre" [la fecha del pacto con PRISA]. "Hablábamos de su situación económica y de las cosas que durante mucho tiempo me confesó, de sus preocupaciones, etcétera. En ese contexto se debe incluir la frase de 'atente a las consecuencias'. Pero si lo dije, no lo hice con la intención de que mañana iba a hacer algo, sino dentro de la confianza que existía entre nosotros".

Y si dijo otras cosas a periodistas como Jesús Hermida o José Oneto [a los que transmitió la advertencia de que Asensio podía acabar en prisión, según este último] fue, igualmente, en un marco coloquial. Éste fue el diálogo entre Iñaki Gabilondo y Miguel Angel Rodríguez en la SER:

Gabilondo. ¿Pero usted le dijo al señor Oneto que el señor Asensio podría ir a la cárcel como no rompiera su contrato con Polanco? Dígame que no.

Rodríguez. Pues mire, en una conversación... ¿Usted conoce al señor Oneto?

Gabilondo. Hace muchísimos años, señor Rodríguez.

Rodríguez. ¿Usted sabe cómo se habla con el señor Oneto de compañero a compañero? ¿Usted sabe que el rito, el protocolo, no existe?

Gabilondo. A la pregunta que le he formulado sólo espero que me diga que no, señor Rodríguez. ¿Usted le dijo al señor Oneto que el señor Asensio iba a ir a la cárcel si no rompía su contrato con Polanco? Dígame sólo que no.

Rodríguez. Pero, y por qué me hace desvelar conversaciones privadas; es que no quiero llegar a ese punto, Iñaki. Es que entonces tengo que revelar el resto de la conversación.

Empleó los mismos argumentos con Luis del Olmo, de Onda Cero, a quien dijo que, si había hablado con Oneto o Hermida no era como ejecutivos de Antena 3, sino "en mi calidad de compañero". "Con Hermida y con Oneto sí que he hablado, y desde luego nunca de amenazas; mis palabras no se pueden interpretar como las amenazas de un secretario de Estado".

Además de estos argumentos, Rodríguez habló en la COPE de una operación socialista contra él: "El PSOE quiere la bronca, quiere hacer una oposición como la que le hicieron a Adolfo Suárez, no han aprendido nada en 14 años ( ... ) y ahora le toca al secretario de Estado de Comunicación, pasado mañana le tocará a otro político del Gobierno". Opiniones que fueron valoradas por uno de los tertulianos habituales, Jesús Cacho, del siguiente modo: "Rodríguez ha demostrado ser un pardillo perfecto en política".

"Víctima de González"

Para completar su gran esfuerzo mediático, Miguel Angel Rodríguez aprovechó una conferencia de prensa convocada en La Moncloa por Eduardo Serra, para insistir en su caso. "Nunca he amenazado a un empresario o a un periodista", afirmó, rotundo. Pero su explicación fue ambigua: "De otro modo, no llevaría diez años en este oficio que es muy complicado, donde las relaciones humanas y oficiales tienen una raya muy confusa. Este secretario de Estado no hace uso de la amenaza como arma".

Rodríguez insistió en devolver la denuncia al PSOE. Fundamenta la imputación en que "el primero que la lanzó fue Felipe González y lo hizo desde México". A jucio del secretario de Estado, "el PSOE no ha presentado ni una sola propuesta en esta legislatura, pero sabe hacer la guerra de guerrillas para distraer a la opinión pública".

El secretario de Estado de Comunicación insinuó que hay mucho de qué hablar, pero se atrincheró en su silencio profesional. "Soy dueño de mi silencio y no voy a difundir conversaciones privadas. No se puede interpretar de mis palabras que se produjeran amenazas. Lo que no se puede hacer es desvelar la parte que a uno le interesa".

"Me reservo el derecho a querellarme, pero no me gustaría. La discusión política debe dirimirse en el Parlamento", argumentó Rodríguez. Adelantó que Aznar no tiene previsto hablar sobre esta cuestión con Felipe González en el encuentro de mañana. "Hacerlo es desviar la atención sobre la buena marcha de la situación de España", dijo Rodríguez.

"No voy a dimitir. No", fueron sus últimas palabras.

Cinco días sin las cuentas del portavoz

El portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Rodríguez, puso el viernes pasado las cuentas de su departamento a disposición de los medios de comunicación. "Son públicas", explicó. Sin embargo, esas cuentas no habían sido facilitadas ayer a EL PAÍS, cinco días después de formulada la oferta. Para conseguirlo hace falta una solicitud previa por escrito.Rodríguez había ofrecido esas cuentas para demostrar que su departamento no ha pagado el informe que el decano del Colegio de Economistas, Gerardo Ortega, redactó Cipor encargo de un secretario de Estado" y que sirvió de base a las denuncias y querellas contra Sogecable. Ortega reiteró ayer a Efe que no piensa desvelar su nombre.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS