Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez del 'caso Intelhorce' cree que Sanjuan incurrió en tráfico de influencias

El auto judicial del caso Intelhorce -el supuesto cobro por empresas vinculadas al PSOE de comisiones ilegales por la venta de la empresa textil al empresario italiano Giovanni Orefici- ha levantado ampollas en el PSOE andaluz. El instructor del sumario, Juan Francisco Ramírez Barroso, sostiene que el diputado socialista malagueño Carlos Sanjuán pudo incurrir en un delito de tráfico de influencias, aunque como en el momento en que sucedieron los hechos el citado delito no estaba tipificado, su conducta no estaría penalizada.

Mientras el PSOE considera que se trata de un nuevo intento de dañar su imagen, Sanjuán, que según el juez medió en la privatización de Intelhorce, tachó de "conjetura injuriosa" el contenido del auto. El presidente de la Junta andaluza, Manuel Chaves, afirmó ayer que el PSOE "no tiene nada que ver en este asuntoEl juez sostiene que José Manuel Muñiz, uno de los principales imputados, negoció con el PSOE la adjudicación de Intelhorce al empresario italiano -el único imputado que permanece en prisión- a cambio de una comisión de 500 millones con los cuales se efectuarían los "oportunos pagos al PSOE", según reza el auto. Muñiz habría destinado parte de ese dinero a la sociedad Diasur, gestora de El Correo de Andalucía.

El juez afirma que Sanjuán pactó con Muñiz que Juan Borrero, uno de los principales accionistas de Editorial Sevillana, paralizaría una demanda de impugnación contra el acuerdo de ampliación de capital que permitió a Diasur hacerse con el control del periódico. A cambio, Sanjuán convencería al director general de Patrimonio de la idoneidad de Orefici como adjudicatario de la empresa textil. La demanda se paralizó el 9 de junio de 1989, días antes de firmarse la venta de Intelhorce.Delito

El juez concluye que los hechos podrían constituir un presunto tráfico de influencias imputable a Muñiz y Sanjuán pero que, como el citado delito no estaba tipificado en aquel momento, "la conducta no estaría penalizada".

El PSOE de Andalucía, que sostiene que "jamás intervino en la privatización de Intelhorce", estudia personarse en la causa "para que se esclarezca la verdad".

Carlos Sanjuán afirmó ayer en un comunicado que son "sencilla y llanamente una serie de conjeturas injuriosas" todas las afirmaciones que con relación a su participación o a la del PSOE en la venta de Intelhorce se realizan en el auto. El diputado malagueño, que insiste que nunca ha tenido relación con Muñiz, explica que siempre desconfió de la solvencia de los compradores de Intelhorce.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de abril de 1997

Más información

  • El PSOE tacha de "injurioso" el auto