El cervatillo de Medina Azahara se adjudica por 725 millones

Un coleccionista privado pujó ayer un total de 3,3 millones de libras esterlinas (unos 725 millones de pesetas) por el cervatillo de bronce que, según apunta el criterio más extendido entre los expertos en arte islámico medieval, procede del complejo de Medina Azahará (Córdoba).La subasta, que tuvo lugar en la sede londinense de Christie's, superó las previsiones más optimistas -en torno a los 175 millones de pesetas- y la oferta final batió el récord mundial en el mercado de arte islámico. En 1993, Christie's vendió un león de bronce, también de la España musulmana, por 2,4 millones de libras.

La casa de subastas se reservó la identidad del nuevo propietario, que hizo su oferta a través de una llamada teléfonica. El interés por esta reliquia española, fundida a mediados del siglo X, fue extraordinario. Al menos tres personas, presentes en la sala, elevaron paulatinamente la puja, que comenzó en 150.000 libras (unos 33 millones de pesetas). Tras una breve pausa al filo del millón de libras, la entrada en la subasta de varias ofertas telefónicas contribuyó a realzar el grado de tensión que se vivió ayer en Christie's. "Intenté comprar la escultura porque todo el arte que viene de España es maravilloso", comentó un interesado sin revelar su identidad. A sus espaldas estaba el codiciado cervatillo, de 56,5 centímetros de altura, con el hocico abierto por donde antaño brotara al agua. Las decoraciones florales de su cuerpo, cuello y patas lo relacionan, según los expertos, con el ciervo que se rescató de las ruinas del palacio de Umayyad en Medina Azahara, la antigua capital del califato de Córdoba.

Bloqueo sin éxito

La Junta de Andalucía intentó sin éxito bloquear o, al menos, retrasar la venta del bronce, que considera patrimonio histórico español. Y, de acuerdo a Benigno Pendás García, director general de Bellas Artes y Bienes Culturales, el Gobierno central realzó "todas las gestiones pertinentes para identificar la posible iegalidad de la procedencia" del cervatillo de bronce. Unas diligencias que, sin embargo, no llegaron por los canales oficiales a Londres, según confirmaron ayer la portavoz de Christie's y el delegado cultural de la Embajada española, Dámaso Delario.

Ante la Junta de Andalucía, Pendás defendió que no ha sido posible "acreditar de ninguna manera la salida iegal" de España de esta escultura animal que hasta ayer estuvo en manos de una noble familia europea. El informe ministerial tan sólo sugiere que salió del país "a principios del XIX previsiblemente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 25 de abril de 1997.

Lo más visto en...

Top 50