Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gira española de Bill Frisell coincide con su último disco

Bill Frisell (Baltimore, Maryland, 18 de marzo de 1951) vuelve a sorprender con un compacto, titulado Nashville, que ilustra su interés por el country, entendido en su acepción más abierta. Pero con este guitarrista polifacético a ultranza no valen los tópicos, y el título, más que rendir homenaje a la meca oficial de esta música, evoca un lugar indeterminado e idílico: el hogar perfecto.Es muy probable que el guitarrista consiga trasladar hoy, jueves, al Auditorio de Murcia lo esencial de la atmósfera vaporosa y moderadamente abstracta encerrada en Nashville, y mañana, en el segundo concierto en España, siempre al frente de un cuarteto de peculiar configuración instrumental (guitarra, violín, trombón y trompeta), haga lo propio en el Pabellón de Congresos de Valladolid.

Junto a originales de explícito aroma campestre, el disco propone temas clásicos de Neil Young (One of these days) y Skeeter Davis (End of the world); todos tratados con esmerado respeto y talante decididamente innovador.

Robin Holcomb (voz), Pat Bergeson (armónica), Adam Steffey (mandolina), Ron Block (banjo y guitarra), Jerry Douglas (dobro) y Victor Krauss (contrabajo) son los invitados que acompañan a Bill Frisell en esta aventura reposada y algo nostálgica que seguramente obrará el pequeño milagro de conciliar a los tradicionalistas del country y a los perseguidores de sonoridades inéditas.

Por si hiciese falta, Nashville servirá también para incrementar la fama de músico nacionalista que disfruta Frisell desde que decidiesen fundir en uno buena parte de los iconos sonoros norteamericanos.

Omnipresente y voluntariamente inclasificable, el guitarrista suele figurar protagonizando antologías minimalistas y ha colaborado recientemente con el batería de rock Jim Keltner. Apenas unos hechos de una personalidad subyugante que han devuelto a la guitarra todo su carácter experimental.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de abril de 1997