Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Isabel Tocino asegura a los ecologistas que ha aparcado el borrador de la reforma de ley de aguas

La ministra de Medio Ambiente, Isabel Tocino, ha cambiado de táctica. Tras el plante de varios grupos ecologistas en la última reunión del Consejo de Medio Ambiente (CAMA), los convocó ayer a una reunión informal en el ministerio para intentar aproximar posturas.ONG, sindicatos y organizaciones de consumidores planteaban unas propuestas de mínimos para reconsiderar su postura y, aunque remiten a una votación de sus asambleas correspondientes, parece que volverán a acudir a las próximas convocatorias del Consejo Asesor de Medio Ambiente.

El cambio de actitud se debe a la promesa, arrancada a la ministra, de que el borrador del anteproyecto que reforma la ley se ha tirado a la papelera. "El ministerio trabaja con uno nuevo que nada tiene que ver con el que se ha conocido", aseguró la ministra, según un asistente al encuentro.

Para la mayoría de los ecologistas esta decisión sobre el futuro del agua era una cuestión clave, dado que la ley del suelo ha quedado marginada al haberse pronunciado en contra de un texto anterior el Tribunal Constitucional. Los ecologistas rechazaban de la reforma de la ley de aguas su enorme impacto ambiental en caso de aplicarse, como la implantación de un canon a todos los vertidos estén o no legalizados, el mercado del agua o depositar en los usuarios de aguas subterráneas la responsabilidad de gestionar su uso. Según Santiago Martín Rarajas, portavoz de la organización ecologista CODA, estas medidas conducen a eliminar los caudales ecológicos y a que los acuíferos se agoten porque la mirada de los usuarios sólo alcanza el corto plazo. "No quedaría ni una gota en pocos años", dice.

Martín Barajas no garantiza que las organizaciones retornen al consejo: "Nuestra relación con el ministerio ha sido una relación de desencuentros, de promesas incumplidas. Hoy se nos ha hecho una promesa más. Vamos a ver si la cumplen".

Por otro lado, la Asamblea de Murcia debatirá hoy el impacto del plan del Tajo en la región. También está convocada una manifestación en Albacete contra el convenio Tocino-Zaplana sobre el bajo Júcar firmado en enero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de abril de 1997