Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El actor Gerardo Malla debuta como autor con una obra sobre la identidad

Hace 40 años que Gerardo Malla (Madrid, 1936) se dedica al teatro, aunque, según afirma bromeando, llegó a él "huyendo de un probable futuro de botones, para ligar y tener un descapotable". "El problema fue que me encontré con gente muy comprometida políticamente y eso me apartó del descapotable". Desde entonces, Malla ha conocido todas las facetas del oficio, desde chico de luces a actor, director y productor. Todas, salvo la de autor. Ahora acaba de escribir su primera obra, El derribo, y ha obtenido el premio de teatro Hermanos Machado, que concede el Ayuntamiento de Sevilla.Malla, que trabaja hace 10 años en la empresa teatral Pentación- cofundada por José Luis Alonso de Santos, Jesús Cimarro, Rafael Álvarez, El brujo, y él mismo-, explica que la obra es "un homenaje lleno de ternura al teatro y una reflexión poética sobre esa nueva identidad que nos impone esta modernidad basada en el 'consuma, vote y cállese la boca".

El derribo, que el autor planea estrenar con Pentación, se desarrolla en un teatro abandonado, amenazado por las excavadoras: "Allí conviven algunos de los personajes de ficción teatral más famosos y entrañables con otros seres reales, más identificables. A través de ellos, trato de llamar la atención sobre la muerte de las ideas y los sentimientos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de abril de 1997