Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
HEPATOLOGíA

El sida acelera la aparición de cirrosis vírica, según un estudio

El virus del sida acelera la progresión de la hepatitis crónica tipo C, según un estudio realizado en España sobre 547 pacientes, cuyos resultados fueron publicados en el número de enero de la revista Journal of Hepatology.

El doctor Eduardo Lissen, del hospital Virgen del Rocío de Sevilla, manifestó durante el congreso Infección por Virus Hepatotropos en Pacientes Positivos a VIH celebrado recientemente en Valencia, que "este estudio lo que demuestra en última instancia es que la coinfección del VIH y del virus de la hepatitis C acelera de un modo enormemente llamativo la aparición de cirrosis hepática por virus C, desarrollándose así mucho antes que en aquellos pacientes que sólo están infectados por el virus de la hepatitis C".

La enfermedad hepática vírica es el motivo que mayores ingresos hospitalarios provoca entre los enfermos de sida, siendo en algunos casos la causa directa del fallecimiento del paciente. Sólo la hepatitis C supone entre el 8 y el 10% de los ingresos hospitalarios. Los expertos estiman que en España, el 60% de los enfermos de sida han presentado o presentan adicción a las drogas, y alrededor del 70% de ellos tienen hepatitis crónica tipo C además de sida.

"Si el 70% de los seropositivos tiene hepatitis C, en la medida que la supervivencia del VIH sea mayor en este grupo como resultado de la profilaxis de las infecciones oportunistas, es probable que el motivo de hospitalización no sea una complicación infecciosa sino una complicación de hepatitis crónica", apunta Vicente Soriano, del servicio de enfermedades infecciosas del instituto Carlos III de Madrid, que también participó en el congreso.

Diferenciar el tratamiento

Soriano advirtió que si no se trata esa hepatitis crónica a tiempo, "algunos pacientes fallecerán por una cirrosis y no a causa del sida". Según este especialista, entre las causas de muertes dentro de un hospital, la hepatitis crónica C, "es la quinta causa tras las neumonías bacterianas, endocartitis, tuberculosis e insuficiencias respiratorias y la mortalidad se acentúa todavía más en pacientes drogadictos y hemofílicos',.Los especialistas contemplan la posibilidad de adoptar nuevas estrategias de tratamiento para el colectivo de enfermos infectados por ambos virus y así evitar el desarrollo de una cirrosis, una de las complicaciones de las hepatitis crónicas. Convocados recientemente por el los Institutos Nacionales de la Salud de EE UU (INH) prevén que las muertes por hepatitis C, que se trasmite sobre todo por contagio sanguíneo especialmente entre los drogadictos, se dupliquen, incluso, tripliquen en un futuro próximo, sin que haya un tratamiento eficaz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de abril de 1997