Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PDS dejará que el mercado decida el futuro de la TV digital en Italia

El Partido Democrático de la Izquierda (PDS), la mayor de las fuerzas políticas que sostienen el Gobierno de Romano Prodi, promueve una plataforma digital única en Italia que incluya a todos los interesados, desde Canal + Francia hasta la STET, el consorcio estatal de telecomunicaciones. Pero entiende que a la solución, sea cual sea, se debe llegar sin imposiciones. "Tengo cosas más importantes que hacer. Sobre esto, dejaremos que decida el mercado. Si Canal + y STET no se ponen de acuerdo, habrá más de una plataforma", dijo Massimo D'Alema, el líder del PDS.

D'Alema expuso estas ideas en un debate público promovido por el PDS, al que acudieron altos representantes de todos los operadores interesados. Éstos, en principio, acogieron positivamente la propuesta del PDS.

Michel Thoulouze, director general de Canal + Francia, advirtió que su grupo no está dispuesto a ceder el control de un proyecto al que aportaría el descodificador, en competencia con la STET.

Canal + Francia no oculta que sus preferencias se orientan hacia la exclusión de la STET de la plataforma única italiana, en la que la cadena francesa en ningún caso renunciaría a tener menos del 51%. Esta actitud, advirtió Thoulouze, no representa ninguna amenaza para la democracia política o económica.

Unión de los europeos

"Las reglas comunitarias nos obligan a tener un descodificador abierto a todos", recordó el francés, quien apeló a que los europeos se unan para evitar la esclavitud americana", y subrayó que la prepotencia de la industria del ocio del otro lado del Atlántico es la principal amenaza para un desarrollo cultural autóctono.Esta posición de Canal + Francia, que desde hace poco controla Telepiú, la única cadena de televisión que ya opera por vía digital en Italia -con pérdidas que este año se aproximan a los 30.000 millones de pesetas según algún periódico-, suscita más de una reacción nacionalista entre los italianos. No es belicoso Mediaset, el grupo de Silvio Berlusconi, que creó Telepiú y sigue asociada a Canal + en esta empresa.

El presidente de Mediaset, Fedele Confalonieri, demostró más interés por el futuro que tendrán las tres emisoras de la RAI (la televisión estatal) y las tres cadenas en abierto de su grupo.

Vittorio Cecchi Gori, patrón de Telemontecarlo, sostuvo que la plataforma digital única debe quedar bajo control italiano. La misma opinión fue expuesta por el presidente de la RAI, Enzo Siciliano, y por la STET.

El ministro de Telecomunicaciones, Antonio Maceanico, advirtió que "incluso en el caso de que se llegara en Italia a un acuerdo para la gestión en común de una plataforma, el mercado no podría ser blindado ni cerrado a la presencia de nuevos operadores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de abril de 1997