Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos en Valencia 11 presuntos miembros de la organización terrorista argelina GIA

La policía ha logrado detener en Valencia durante los últimos días a 11 presuntos miembros de la organización terrorista argelina GIA que supuestamente integraban "una célula completa", según fuentes de la investigación. Algunos de los activistas "tenían contacto directo con la cúpula de la organización integrista islámica en Argel", lo que avala su alto nivel jerárquico. Los detenidos, todos argelinos, formaban un grupo de "apoyo logístico" que actuaba como "puente de unión" de la organización entre Argelia y otros países de Europa, fundamentalmente con Francia.

El jefe superior de Policía de Valencia, Segundo Martínez Rodríguez, señaló ayer que de momento "nada hace pensar" que los detenidos pretendieran cometer algún atentado en España. El Servicio Central de Información Exterior comenzó la investigación en torno a este grupo hace casi un año. La redada culminó ayer con los registros realizados en cinco pisos alquilados y un almacén de Valencia, Picassent, Torrent y Alginet, donde se hallaron dos armas, manuales de explosivos, propaganda integrista, documentación falsa y numerosos objetos robados.Los detenidos entraron en España ilegalmente o con pasaportes falsos, salvo dos que estaban legalmente en calidad de refugiados políticos. Según fuentes policiales, vivían distribuidos en los pisos desde hace al menos medio año y subsistían con el botín obtenido mediante robos en domicilios y atracos en establecimientos.

"Es el grupo islámico más importante descubierto en España", destacó el jefe superior de policía de Valencia. Martínez señaló que el formana presuntamente parte del "aparato logístico, de propaganda, de finanzas y falsificación" del GIA. Los detenidos facilitaban el paso de sus miembros desde España a otros países así como a dar "el apoyo necesario para la preparación y perpetración de acciones en cualquier país", según las primeras investigaciones. Éstas no descartan que alguno de los detenidos pudiera pasar a la acción en breve, si así se lo ordenaba su organización.

"No tienen una estructura de comando definida como la conocemos aquí; un día roban y al siguiente quizás ponen una bomba", afirmó Martínez. Al menos uno de los sospechosos ha viajado a Francia, según fuentes policiales.

La desarticulación del grupo comenzó el domingo por la tarde con la detención, en Valencia, de cuatro argelinos que iban en un Mercedes robado días antes en Figueres. Otro miembro del grupo fue detenido el mismo día y uno más el lunes, mientras que el resto fue capturado posteriormente (los cinco últimos lo fueron en la madrugada de ayer).

En la operación, desarrollada por el Servicio Central de Información Exterior y la Brigada de Información de Valencia, se han incautado dos vehículos, una pistola semiautomática, un revólver, un sable, teléfonos móviles, radiotransmisores, cámaras fotográficas, documentos de identidad (italianos, españoles, holandeses, franceses, estadounidenses, portugueses y argelinos), material para falsificar documentación, revistas de tendencia integrista islámica, como Al Ansar, boletines internos del GIA, y objetos procedentes de robos, como televisores y radiocasetes. Los detenidos habían alquilado un almacén en el Camino de La Coma de Picassent, en el que se encontró parte del material.

"Estamos ante un terrorismo pobre, que no tiene las vías de ingresos que pueda tener ETA, por lo que no es extraño que tenga que recurrir a métodos propios de delincuentes comunes", dijo uno de los jefes de la operación.

El comisario Martínez da por cerrada la operación en Valencia, aunque recalcó que las investigaciones para conocer "el estado actual del GIA" continúan. La información es especialmente "importante" para la policía francesa, añadió. Los detenidos, varios de los cuales eran "conocidos" en Argelia por su relación con el terrorismo, se han negado a declarar y pasarán a disposición del juez Baltasar Garzón.

Los detenidos, con edades comprendidas entre 25 y 35 años, son Mohamed Hassan, alias Fabio Fusco, que usaba documentación italiana; Abdelkrim Benesmail; Soubi Khaouni, alias Soubi Kunic; Mohamed Amine Akli, conocido como Shamir Killesh y Amin Luici; Allekeina Lamari; Norredine Salim Abdumalou; Afi Ibrahine; Bachir Belhakern, Mohamed Adjimi; Farid Grieb, y Hadj Bourguiba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de abril de 1997

Más información

  • El grupo servía como "puente de unión" entre la dirección en África y otros países europeos