Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CUENTA ATRÁS HACIA LOS 'OSCARS'

El chico bueno contra los extranjeros

La lucha por los premios principales anuncia duelos llenos de ideología

La 69º edición de los oscars promete prestarse a variopintas lecturas ideológicas. La Academia ha querido meter en la carrera por los premios a películas muy distintas de lo habitual, y al hacerlo ha topado con valores y creencias típicamente estadounidenses, entre otras el orgullo nacionalista, el puritanismo, lo políticamente correcto, el respeto a las minorías y el poder de las grandes corporaciones. La lucha se podría resumir en la fórmula Tom Cruise, el buen muchacho norteamericano contra el resto. Y el resto son la pandilla de extranjero marginales, pornógrafos y otros bichos raros seleccionados para esta edición por, la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas. La lucha por las cuatro principales categorías se presenta así.

MEJOR PELÍCULA

El paciente inglés, que se desarrolla a lo largo de varios anos y en diferentes lugares de Europa y el Magreb, y que cuenta con dirección e interpretación europeas y una cuidada puesta en escena, es, con 12 propuestas en total, la gran favorita.Le sigue los talones Jerry Maguire, cuyos principales atractivos son el protagonismo de Tom Cruise y el aire de comedia con mensaje. En Los Ángeles se dice que un puñado de miembros de la Academia está cerrando filas para darle un empujón final a Jerry Maguire, vista como un producto nacional, frente a El paciente inglés, que, aunque de producción norteamericana, es percibida como una obra extranjera.

Fargo, de los hermanos Coen, es la favorita de los cinéfilos, pero ésos cuentan poco. Sería una sorpresa que ganaran la australiana Shine o la británica Secretos y mentiras.

MEJOR ACTOR

Tom Cruise podría ser compensado con este premio si El paciente inglés triunfa como mejor película. El mundillo cinematográfico de Los Ángeles dice que Jerry Maguire es la mejor interpretación de Cruise, la más madura", y añade que ya ha llegado la hora de que se lleve a casa una estatuilla. Pero Woody Harrelson, encarnando a un poco atractivo editor de pornografía realmente existente, lo tenía más difícil en El escándalo de Larry Flynt, y no le salió nada mal.Los otros aspirantes son Ralph Fiennes, por El paciente inglés; Geofrey Rush, por Shine, y Billy Bob Thornton, por Sling Blade.

MEJOR ACTRIZ

Diane Keaton, que interpreta a una mujer moribunda en Marvin's room, podría llevárselo, pero ya ganó hace años un Oscar. Así que Brenda Blethyn, que fue premiada en Cannes, por Secretos y mentiras; Kristin Scott Thomas, protagonista de El paciente inglés, y Emily Watson, la prodigiosa intérprete de Bess en la película también premiada en Cannes Rompiendo las olas, de Lars von Trier, no deben arrojar la toalla. Tendría gracia que ganara Frances McDormand, la divertida policía rural embarazada de siete meses de Fargo. De este modo, su esposo Joel Coen se convertiría en Oscar consorte.

MEJOR DIRECTOR

Alguien voló sobre el nido del cuco y Amadeus ya le valieron sendos oscar las al veterano checo Milos Forman, que este año ha sido propuesto por la poco correcta políticamente El escándalo de Larry Flynt. Por otras razones, Fargo, la película dirigida por Joel Coen, que compite asimismo junto con su hermano Ethan por los premios al mejor guión y al mejor productor, tampoco es demasiado ortodoxa. Como no lo es la complejidad de caracteres y ambigüedad moral de El paciente inglés, dirigida por Anthony Minghella. Los miembros de la Academia tienen, pues, la ocasión de probar su independencia respecto a los grandes estudios. La fuerza de esas candidaturas ensombrece las de Scott Hicks (Shine) y Mike Leigh (Secretos y mentiras).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de marzo de 1997