Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez pone en libertad a los dos detenidos tras la marcha "okupa"

Mariano B. G., de 27 años, y Carlos de Miguel A. F., de 20, detenidos el domingo pasado en una taberna de la calle de Sombrerete (distrito Centro) tras una marcha celebrada en las preximidades a favor del movimiento okupa, fueron puestos anoche en libertad provisional por la titular del Juzgado de Instrucción número 34.Ambos jóvenes, a los que se les acusa de desórdenes públicos y quienes tendrán que presentarse en los juzgados de la plaza de Castilla los días 1 y 15 de cada mes, niegan su participación en dicha manifestación y en los disturbios callejeros que se produjeron posteriormente con jóvenes encapuchados y que se saldaron con seis detenidos, todos ellos ya en libertad.

Mariano B. G., a quien la policía apunta como el joven que intentó cerrar la puerta de la taberna Grándola, en la que se habían refugiado varios manifestantes, para impedir el paso de los antidisturbios, declaró a Efe que él sólo salió del local para ver qué sucedía fuera, tras lo cual volvió a entrar, cerrando tras de sí la puerta, pero "sin intención de bloquearla y sin entorpecer la labor de la policía".

Testigos presenciales sostienen que uno de los policías asomó "el fusil en el interior del bar, que en ese momento estaba lleno con unas cuarenta personas, y disparó dos pelotas de goma, una de las cuales llegó a alcanzar a una mujer de unos 40 años causándole un hematoma en el brazo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de marzo de 1997