Rodrigo Rato pide al BID que incremente las ayudas a los países más pobres

El ministro de Economía y presidente de la Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Rodrigo Rato, instó ayer a la entidad a aumentar su esfuerzo para ayudar a los países más pobres del área latinoamericana y se comprometió a buscar soluciones equitativas en el reparto de fondos del banco. Rato clausuró en Barcelona, junto al presidente del BID, Enrique Iglesias, la 38ª Asamblea anual de la entidad de la Corporación Interamericana de Inversiones

"El banco debe aumentar su esfuerzo con los grupos de marginados y trabajar para la reducción de la pobreza y el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas", dijo el ministro.Rato, que ocupará la presidencia de la Asamblea del BID durante un año, se refirió a los, Fondos de Operaciones Especiales, con los que el BID ayuda a los cinco países más pobres de la región. Aseguró que antes de decidir una nueva inyección de fondos, es necesario, cuantificar cuánto dinero se necesita. El ministro de Economía y vicepresidente segundo del Gobierno reiteró sus críticas a la ley Helms Burton, de bloqueo comercial de Estados Unidos a Cuba. "Hemos sido y seguiremos siendo muy, críticos porque no responde a los principios básicos de la libre competencia".

Rato ve positivo el crecimiento económico del 3,1% que tuvieron los 26 países latinoamericanos miembros del BID en 1996 y estimó que la región puede incrementar su crecimiento económico los próximos años.

Enrique Iglesias hizo un balance positivo de la 38 a Asamblea de Barcelona y afirmó que en los tres días que ha durado la reunión se han firmado 21 préstamos a países del área por un importe total de 1.500 millones de dólares (216.000 millones de pesetas).

La reunión del BID ha centrado sus debates en la necesidad de equilibrar las ayudas a los países, más pobres y en la ampliación de capital de, la Corporación. Estos temas volverán a ser tratados en una reunión que el BID celebrará en junio.

El presidente del BID dijo que hay "buena voluntad" por parte de los miembros del banco para llegar a un acuerdo para elevar los recursos del Fondo para Operaciones Especiales (FOE).

Los nuevos recursos, deberían ser, según Iglesias, de 800 millones de dólares (unos 115.000 millones de pesetas) en los próximos cuatro años. La aportación de fondos ha. suscitado divergencias entre los países miembros, prestatarios y no prestatarios.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS